Central
Martes 22 de Noviembre de 2016

Teo debe atajar lo que se le vendrá

El colombiano, que vio la tercera roja ante Boca, fue denunciado por incitación a la violencia. En Central le apuntan a Herrera.

La expulsión de Teófilo Gutiérrez parece ser una cuestión de estado en el mundo futbolístico. Lo que hizo no es algo que haya sorprendido, todo lo contrario. Si hasta se podía presagiar que algo iba a suceder en la Bombonera con su presencia en la cancha. El fanatismo por River, algo que él mismo reconoció, estableció una puja en la previa y le puso picante al enfrentamiento. Y el gol que marcó por primera vez con la camiseta de Central y el primero ante los xeneizes lo llevó a poner en práctica un festejo particular que derivó en la expulsión, la quinta en nuestro país, tres de ellas frente a los xeneizes. Lo que ratifica el duelo personal que mantiene con Boca más allá de la casaca que luzca en ese momento de su carrera. Es más, la primera expulsión ante los xeneizes ocurrió el 20 de noviembre de 2011, es decir hace cinco años. ¿Qué piensan en Central? Que el árbitro "no tuvo la autoridad para echarle uno, dos o tres jugadores a Boca sin tener que hacerlo con uno de Central. Lo hizo para compensar. Igualmente, hay una imprudencia y falta de responsabilidad del jugador", dijeron desde Arroyito.

Los gestos que hizo dibujando una banda en la camiseta, reiterados en el camino al vestuario tras ver la roja, sumado a taparse la nariz fueron actitudes que un profesional no debiera realizar. No tendría que ingresar en ese juego, más allá de los silbidos y el abucheo que recibió de los cuatro costados de la cancha. Es cierto, también la gente debería tener otro comportamiento, aunque eso difícilmente se logre concretar en una etapa violenta de nuestra sociedad. Fue una nueva irresponsabilidad del colombiano al dejar a su equipo con un hombre menos y calentar el ambiente.

Todas esas actitudes no sólo generaron el enojo de los jugadores rivales si no también motivó que un abogado lo denunciara y la Justicia actuara en consecuencia imputándolo por incitación a la violencia. A favor de Teo hay que recordar que Carlos Tevez, uno que lo increpó, tuvo festejos muy similares años atrás como cuando en un festejo de gol aleteó los brazos simulando una gallina. Por eso en todo esto el que "esté libre de pecados que arroje la primera piedra".

Teo pidió a gritos tener la chance de jugar de titular en Central. Coudet lo confirmó entre los once para estar nada menos que ante Boca. Era el partido deseado para él y en el que necesitaba debutar en la red, ya sea con la canalla puesta como ante su eterno rival. Pero volvió a hacer de las suyas, como se presumía, y vio la roja como hace cinco años con la de Racing. La segunda la recibió en mayo de 2015, jugando para River, por una fuerte infracción a Guillermo Burdisso.

En Central no cayó bien su accionar y la consideraron una "irresponsabilidad", aunque todos los cañones fueron apuntados hacia la figura de Herrera por "falta de autoridad" ya que debió haberle mostrado la roja a un par de futbolistas xeneizes, uno de ellos Tevez.

El colombiano no habló con los medios e incluso el mismo domingo se fue acompañado por un empleado de seguridad del club. Ahora tendrá que afrontar la denuncia y aguardar la sanción que le pueda llegar. En Central la dirigencia por el momento tomará el asunto con calma porque "estamos enfocados en lo que viene, que será la semifinal por la Copa Argentina". El futuro de Teo Gutiérrez y las medidas a adoptar serán tratados más adelante.

Por otro lado, en el informe Herrera escribió "gestos provocativos". Hoy la dirigencia presentará el descargo y confían en que sólo reciba dos fechas de sanción.

La primera roja ante Boca fue con Racing

El 20 de noviembre de 2011, Teófilo Gutiérrez fue protagonista en la Bombonera jugando con la camiseta de Racing. Se peleó con todos los rivales y a los 30' del complemento empujó al árbitro Pitana y vio la segunda amarilla.

Comentarios