Amsafé
Sábado 19 de Noviembre de 2016

Tensión en una escuela por amenaza de bomba

Se vivieron momentos de incertidumbre y el establecimiento debió ser desalojado. Un hecho inédito para esta localidad.

Momentos de tensión e incertidumbre vivieron estudiantes y docentes de la Escuela de Enseñanza Media Nº421 Pablo Tiscornia de Firmat al tener que desalojar el establecimiento por una amenaza de bomba que finalmente se comprobó fue una falsa alarma. Un hecho que si bien se repite en las grandes ciudades, resulta completamente inédito en esta localidad.

   La medida preventiva fue dispuesta por el fiscal regional de Melincué, Matías Merlo, tras ser puesto en conocimiento de la situación que sorprendió y generó preocupación e intranquilidad en la comunidad educativa.

   El hecho ocurrió el jueves cerca de las 10 en pleno horario de clases cuando una preceptora recepcionó el llamado telefónico de un desconocido advirtiendo sobre la existencia en el edificio escolar de un artefacto explosivo y que iban a "volar todos".

   Ante el amenazante e intimidatorio mensaje, no tardó en informar a la directora del establecimiento que inmediatamente dio intervención al Comando Radioeléctrico de la policía local que procedió a desalojar el lugar por disposición, comunicación mediante, del fiscal.

   Las instalaciones quedaron desocupadas en pocos minutos para dar lugar a las tareas de inspección llevadas adelante por personal especializado cuyos resultados fueron "negativos", lo que tranquilizó a los más de 250 alumnos que aguardaban afuera del colegio junto a profesores y no docentes que también debieron salir del colegio. Al momento de lo ocurrido, además de las actividades educativas se estaba desarrollando una reunión gremial del gremio docente Amsafé.

   "Nunca había sucedido un episodio de este tipo", aseguró ayer a La Capital el coordinador de Seguridad Comunitaria, José Norberto Pellegrini, para luego destacar que "la evacuación del edificio escolar se desarrolló en forma ordenada como indicó el fiscal interviniente para no alarmar".

   Y tras destacar que la prioridad fue "resguardar" la seguridad de la comunidad escolar, puntualizó que la Brigada de Explosivos de la Unidad Regional XVIII de Policía del departamento General López realizó una minuciosa inspección visual en las distintas dependencias del edificio escolar y mobiliarios sin detectar ningún artefacto explosivo, lo que puso en evidencia que la advertencia del sujeto que llamo al colegio era una mentira motivada por razones que se ignoran.

   Si bien no hubo detenidos ni surgieron novedades sobre el curso de la investigación se supo que el fiscal solicitó a la empresa Telecom un registro con las llamadas telefónicas entrantes y salientes en el horario que se produjo el incidente en la escuela a fin de identificar los números e intentar dar con el posible autor de la amenaza de bomba que finalmente resulto ser una farsa. También se apuntó las mirada en las cámaras de seguridad internas del colegio para observar si surgen imágenes que resulten de interés para la causa.

Roban un camión. A ello se sumo ayer la sustracción de un camión en pleno radio urbano de esta ciudad del departamento General López donde no es habitual este tipo de delitos, según indicaron fuentes judiciales.

   La desaparición del rodado que se encontraba estacionado en un sector del barrio Nadal fue descubierta por su propietario a medida mañana pero se presume que el robo ocurrió en horas de la madrugada, en base a testimonios de vecinos que sintieron ruidos extraños.

   Se trata de un camión Ford modelo 1970 "con cabina color roja, tres bocinas de aire cromadas y una volcadora color antióxido marrón", contó su dueño tras lamentar lo sucedido más aún porque es su "única herramienta de trabajo", aseguró.


Comentarios