Policiales
Jueves 10 de Noviembre de 2016

Tensión, balas y traslados, tras intento de fuga en la 7ª

La mañana de ayer, como consecuencia de "una inspección ocular" a los dos pabellones de la seccional 7ª de Cafferata al 300 en la que estaban alojados 29 detenidos en un lugar que sólo acepta una decena de personas, los policías detectaron "un agujero de unos 40 centímetros de diámetro en una pared que da a un patio interno de la comisaría".

La mañana de ayer, como consecuencia de "una inspección ocular" a los dos pabellones de la seccional 7ª de Cafferata al 300 en la que estaban alojados 29 detenidos en un lugar que sólo acepta una decena de personas, los policías detectaron "un agujero de unos 40 centímetros de diámetro en una pared que da a un patio interno de la comisaría".

El titular de la seccional, comisario Héctor Piccirillo, explicó que "al detectarse el hueco se hizo una requisa y encontramos el suncho (un pedazo de hierro) con el cual habían hecho el agujero y se terminaron los problemas". En ese momento, un familiar de un detenido expresó que "en ningún momento se generó un motín".

Pero la situación pasó a mayores alrededor de las 18 cuando varios móviles del Servicio Penitenciario llegaron a la comisaría para trasladar a los internos y así desalojar la comisaría para arreglar las roturas. En esas circunstancias un grupo de familiares demostró su descontento con la medida y empezó a discutir airadamente con los policías desatándose una batahola.

Balas de goma. Unos 40 efectivos de la Guardia de Infantería acudieron a la seccional y de los gritos se pasó a enfrentamientos entre uniformados y familiares de los detenidos, dos de los cuales fueron demorados después de que la policía efectuara disparos con balas de goma para dispersar a la gente que demostraba su malestar.

Marcelina, una chica de veintipocos años, mostró ante las cámaras cómo fue alcanzada por una bala en una pierna y dijo que "a dos chicas que son hermanas de uno de los pibes presos les pegaron y las arrastraron de los pelos", tal cual se vio en imágenes televisivas.

En la seccional hay dos pabellones y la dirigente social Alejandra Fedele, quien se acercó al lugar para interiorizarse de lo que ocurría, dijo que "el lugar tiene un cupo de 10 detenidos y había 29".

En tanto, a primera hora de la tarde una brigada de la Policía de Investigaciones (PDI) acudió a la seccional para peritar el hueco hecho por los internos y el titular de la comisaría denunció lo ocurrido ante la fiscal Ana Milicic.

Cuando se dispuso trasladar a 17 de los 29 detenidos los familiares pidieron explicaciones sobre las condiciones en que iban a ser trasladados. Fue en ese momento en que el padre de uno de los internos aseguró: "A veces les cortan la luz, el agua y si los trasladan queremos saber por qué y en qué situación".

Comentarios