Ovación
Miércoles 10 de Agosto de 2016

Tenis: No aflojó y jugará la Davis junior

El rosarino Tomás Descarrega parecía que se perdía la copa que se disputará en Hungría, pero entrenó duro, tuvo buenos resultados en el exterior y fue convocado.

La comunicación telefónica con el director de Desarrollo Deportivo y capitán del equipo argentino de Copa Davis, Daniel Orsanic, se interrumpió de inmediato. Se le terminó la batería del celular y Tomás Descarrega debió esperar hasta recargarla para escuchar el mensaje, de voz, más esperado: lo convocaban para la Copa Davis junior, para menores de 16 años, a jugarse sobre polvo de ladrillo en Budapest (Hungría), a partir del 27 de septiembre. "Un compañero me había adelantado que iba a estar, pero faltaba la confirmación. Cuando la tuve fue una emoción muy grande, por mi familia y por el esfuerzo que hice", cuenta el tenista rosarino.

El empeño que menciona se refiere a la dedicación que puso a partir de que no formó parte del equipo argentino que fue campeón sudamericano. No es que no se haya sacrificado antes. Pero fue imprescindible no rendirse. Orsanic mismo le planteó antes de que el joven vaya a una gira por Europa que no bajara los brazos. Así continuó entrenando, como siempre, en doble turno en Sorrento Open Club, con los hermanos Mauro y Juan Manuel Ferrer, sus entrenadores, y el preparador físico Carlos Trovato.

"Después de lo del Sudamericano pensaba que no me tocaba la Davis", se sinceró, aunque no por eso cedió un gramo de energía. Y finalmente tuvo la ansiada convocatoria a la copa, cuyo formato es de cuatro grupos de cuatro equipos cada uno, con series en las que se juegan dos singles y el doble.

Descarrega es derecho, tiene un revés a dos manos, un juego agresivo y le gusta pegarle fuerte. "En los comienzos golpeaba con todo y la pelota se le iba a cualquier lado. Pablo Apud, su entrenador en Regatas, club donde empezó, decía que había que esperarlo. Que ya la iba a empezar a meter", recuerda Omar, papá de Tomás y árbitro de tenis, profesión que quedó de lado. "No puedo dirigir en un torneo y que esté allí mi hijo. No es compatible", explica.

Número uno del ránking nacional Sub 16 y segundo en el circuito sudamericano luego de la gira Cosat (Confederación Sudamericana de Tenis), en la que ganó los títulos de single en Colombia y de dobles en Venezuela, Ecuador, Perú y Chile, aparte de llegar a varias finales, Tomás tuvo rendimientos destacados en el exterior, que fueron claves para la citación a la Davis. Accedió a instancias decisivas en un par de torneos en Italia Sub 16 y en otros tantos en Túnez Sub 18. Esta última categoría es en la que está incursionando, pese a que tiene 15 años. Los 16 los cumplirá justo el día que comience la Davis.

El último torneo del rosarino, cuyo ídolo es "Rafael Nadal por cómo trabaja cada partido", fue en Asunción del Paraguay. Allí se quedó solo dos semanas. A su padre, que es viajante y lo había llevado en auto, se le rompió el coche cuando estaba trabajando en el Chaco. Esa experiencia también fue un aprendizaje para el joven, que hace la escuela por Internet a través del Servicio de Educación a Distancia del Ejercito Argentino (Seadea).

Comentarios