Juegos Olímpicos Río 2016
Martes 09 de Agosto de 2016

Tenis: La maratónica cabalgata de la Torre de Tandil

Con muy poco descanso tras vencer a Djokovic, Delpo ganó ayer en singles y perdió en dobles.

La cabalgata de Juan Martín Del Potro siguió ayer con dos partidos. Primero le ganó al portugués Joao Sousa para instalarse en la tercera ronda del torneo de singles y después perdió junto a Máximo González contra los españoles Rafael Nadal y Marc López. En una decisión cuanto menos polémica de la organización relacionada al orden de partidos, el tandilense tuvo que salir a la cancha apenas 15 horas después de batallar ante Novak Djokovic. Y no sólo eso. Al rato de dar cuenta de Sousa, volvió a la cancha para afrontar su compromiso de dobles. Nadal y Andy Murray también habían jugado el domingo (el escocés sólo en dobles) y ayer tuvieron una jornada liviana. El británico ni jugó, lo hará hoy ante Juan Mónaco, mientras que Rafa jugó sólo en dobles.

Es por eso que el partido con el portugués Sousa fue mucho más complicado por el cansancio de Del Potro que por las bondades del portugués, que si bien mejoró mucho en los últimos años integra el pelotón de los tenistas de segundo nivel agazapados para tomar por sorpresa a los de élite cuando flaqueen. Y Juan Martín, quien jugó todo el partido con una parsimonia exasperante y deliberada, tuvo muestras claras de agotamiento desde mediados del primer set hasta el último game del segundo.

Allí, con el parcial 5/1 para Sousa, empezó a pegarle otra vez a la pelota como diciéndole al europeo: "Te espero en el tercero". Y así fue. Tuvo el control de todo el set más allá de que recién pudo quebrar en el sexto game. Y aunque tuvo dos match point sobre el saque de Sousa en 5/2, lo cerró con su saque. El número uno virtual de Argentina se llevó la clasificación por 6/3, 1/6 y 6/3 en una hora y 58 minutos. El desarrollo no fue perfecto como el domingo a la noche frente a Djokovic, pero lo suficientemente bien jugado desde lo mental como para ganarlo. No obstante, marcar 13 aces en esta superficie (cemento) no está nada mal. Al contrario, es desequilibrante. Fundamentalmente porque, es obvio, un buen primer servicio le ofrece al tandilense una gama de recursos para ganar el punto que finalmente lo llevan a imponer condiciones. Daniel Taro, un japonés de 23 años, 1,91 metro de estatura y 117 en el ránking, será el rival de tercera ronda. Pero esa historia se escribirá recién mañana.

Taro sorprendió en primera ronda al estadounidense Jack Sock, 23ª del escalafón, por un doble 6/4 y al ascendente británico Kyle Edmund, de 21 años y 81° en el ránking, que seguramente enfrentará a Argentina en las semifinales de la Copa Davis, por 6/4 y 7/5.

Unas horas después empezó la batalla del dobles frente a los españoles y a pesar de la resistencia y el gigantesco esfuerzo para ganar el segundo set, la dupla de Tandil terminó perdiendo.

Los españoles se impusieron por 6/3, 5/7 y 6/2 en dos horas y 25 minutos. Del Potro terminó jugando ayer casi 4 horas y media con apenas 15 horas de descanso tras vencer el domingo a Djokovic en dos horas y 27 minutos.

Comentarios