El Mundo
Jueves 26 de Mayo de 2016

Temer podrá gastar más de lo que recaude

El presidente interino de Brasil, Michel Temer, celebró ayer la primera victoria de su gobierno después que el Congreso autorizara en la madrugada de ayer que las cuentas públicas cierren este año con un millonario déficit.

El presidente interino de Brasil, Michel Temer, celebró ayer la primera victoria de su gobierno después que el Congreso autorizara en la madrugada de ayer que las cuentas públicas cierren este año con un millonario déficit. Tras más de 16 horas de debates, el Legislativo aprobó la reducción de la meta de superávit fiscal para que se anote un déficit primario de hasta 170.500 millones de reales (47.749 millones de dólares), considerando todo el sector público. "Fue una linda victoria", declaró Temer escuetamente horas después de la votación, que significó el primer triunfo en un período marcado por turbulencias y coletazos de escándalos de corrupción desde que llegó al poder tras la suspensión de la presidenta Dilma Rousseff hace 13 días.

Con esta medida, el gobierno de Temer podrá en la práctica gastar más de lo que recaude este año. "Es una cifra justa, es una cifra buena para el país", había comentado más temprano el diputado Dagoberto Nogueira, relator del proyecto de reforma del presupuesto. "Le estamos dando un cheque en blanco al gobierno", lamentó por su parte la diputada del Partido Comunista, Jandira Feghali.Aprobar esta meta era crucial para Temer. De haber sido rechazada, le hubiera obligado a hacer malabares y prácticamente parar la máquina pública con violentos cortes para cumplir con la meta de superávit primario —ahorro antes de pagar intereses de la deuda— de 24.000 millones de reales (u$s6.700 millones) prevista inicialmente en el presupuesto aprobado para 2016.Con el déficit en 2016, la mayor economía latinoamericana terminará su tercer año con un rojo fiscal, mientras se encamina hacia su peor recesión en un siglo.

Comentarios