Edición Impresa
Sábado 09 de Julio de 2016

Teatro, libros e historietas revuelven el pasado y rescatan

"No se trata de enseñar una cronología de sucesos, la historia es más. Con nuestra potencialidades creativas rompamos el modelo positivista de orden y progreso que mitificó y monopolizó hasta la conciencia histórica nacional al argumentar una legítima forma de decir y organizar las prácticas docentes", afirma Hugo José Goicoechea, profesor de historia del Instituto Superior de Profesorado 5003 Eduardo Laferriere (Villa Constitución).

"No se trata de enseñar una cronología de sucesos, la historia es más. Con nuestra potencialidades creativas rompamos el modelo positivista de orden y progreso que mitificó y monopolizó hasta la conciencia histórica nacional al argumentar una legítima forma de decir y organizar las prácticas docentes", afirma Hugo José Goicoechea, profesor de historia del Instituto Superior de Profesorado 5003 Eduardo Laferriere (Villa Constitución).

Goicoechea publica "Historietas de aquí mismo", colorida colección con estrategias didácticas y pedagógicas, para la enseñanza compresiva de la historia regional.

Además, desde el taller de Ciencias Sociales y su Didáctica presentaron el jueves la obra "Matrias mías". Definida como "un diálogo de textos, imágenes y música, sobre cinco mujeres y el significado de la palabra Patria".

Por su parte, el Instituto Arturo Jauretche, presentó un libro colectivo que analiza y problematiza la cuestión, siempre inconclusa, de la Independencia definitiva del país.

"Nos parece importante la edición de este trabajo para poder visualizar el Bicentenario de la Independencia, como un momento propicio para repensar nuevamente nuestra independencia", dice Marco Aurelio Roselli, profesor de historia y director del instituto.

En tanto, Gabriel Di Meglio, quien desde la divulgación aporta una visión distinta, un acercamiento a otros actores del pasado, no siempre presentes en los relatos y las galerías de próceres. Presentó, dede la editorial Planeta: "1816. La trama de la independencia".

En su capítulo litoraleño, el autor

rescata el alboroto y temor que desata en la élite el Reglamento de Tierras creado por el artiguismo.

Por su parte el ilustrador tucumano César Carrizo ofrece la historieta "Libertad es pensar". En el esmerado y artístico trabajo, las metáforas visuales de aquel tiempo recrean la importancia del suceso de 1816, en el contexto del proyecto por la Patria Grande.

"La historieta en escuelas aporta al rescate de nuestra cultura, historia e identidad", afirma Carrizo, maestro y profesor historietista, guionista, ilustrador y caricaturista.

Comentarios