Policiales
Martes 19 de Julio de 2016

Taxista mató a un pasajero y fue liberado

Un taxista de 60 años que mató de una puñalada a un presunto asaltante en el barrio porteño de Barracas fue excarcelado luego de que un juez determinara que se trató de un caso de legítima defensa.

Un taxista de 60 años que mató de una puñalada a un presunto asaltante en el barrio porteño de Barracas fue excarcelado luego de que un juez determinara que se trató de un caso de legítima defensa. Fuentes judiciales lo identificaron como Luis Ernesto Cárdenas, uruguayo, quien ayer fue indagado por el juez de Instrucción porteño Luis Zelaya, quien le otorgó una falta de mérito y ordenó su libertad.

El taxista había sido detenido el domingo a la madrugada en Paracas al 300, en el sur porteño, por policías que pasaban que fueron alertado por el propio acusado que acababa de ser atacado con un cuchillo por un pasajero a quien pudo desarmar y apuñalar. En la vereda yacía muerto Fernando Alonso de Celada, de 62 años, con un puntazo en el pecho.

El taxista presentaba heridas por las que fue hospitalizado con custodia policial, mientras se secuestraba su Chevrolet Aveo, que había quedado detenido tras chocar contra un paredón al momento del asalto.

Ayer el taxista fue indagado por Zelaya, a quien le dio su versión de los hechos y reiteró que actuó en legítima defensa. Según fuentes judiciales, Cárdenas explicó que Celada había abordado el taxi en la zona de Congreso y que al llegar a Barracas extrajo un cuchillo y lo atacó por la espalda con fines de robo.

Al ser herido, el chofer perdió el control del auto y chocó contra un muro, lo que detuvo la marcha del taxi. Según la versión del homicida, al detenerse el auto ambos hombres descendieron del mismo, se trabaron en lucha, cayeron al piso. Entonces Alonso de Celada recibió la puñalada mortal.

El juez resolvió excarcelar al taxista mientras aguardaba resultados de distintas diligencias como la autopsia y las imágenes de las cámaras de vigilancia que al parecer captaron todo el recorrido que hizo el taxi desde Congreso a Barracas.

Antecedentes. Por su parte, los pesquisas determinaron que Alonso de Celada vivía en el barrio porteño de Villa Devoto y tenía antecedentes por robo. "Era un hombre corpulento con aspecto de llevar una vida marginal", describió una fuente de la investigación.

En tanto, un vecino contó ayer a la prensa que el supuesto asaltante llevaba "un bolso" y que junto a su cuerpo quedó tirado "un cuchillo importante, ancho, de unos veinte centímetros de hoja".

Comentarios