Economía
Martes 05 de Julio de 2016

Tarjeta: fallo local contra un banco

La Justicia de Rosario falló a favor de una clienta que demandó a un banco por cobro indebido de cargos incluidos en su tarjeta de crédito. La decisión la tomó el juez de primera instancia en lo civil y comercial de la 10º nominación, Eduardo Oroño, quien le ordenó al Banco Hipotecario anular todos los consumos que fueron facturados en el plástico en forma incorrecta y hacer las gestiones para limpiar el historial crediticio.

La Justicia de Rosario falló a favor de una clienta que demandó a un banco por cobro indebido de cargos incluidos en su tarjeta de crédito. La decisión la tomó el juez de primera instancia en lo civil y comercial de la 10º nominación, Eduardo Oroño, quien le ordenó al Banco Hipotecario anular todos los consumos que fueron facturados en el plástico en forma incorrecta y hacer las gestiones para limpiar el historial crediticio.

En noviembre de 2015 una mujer recibió el resumen correspondiente a su tarjeta de crédito Visa emitida por Banco Hipotecario en el que constaban una serie de cargos no contratados, facturados en moneda extranjera. Pese a los reclamos primero telefónicos y luego por escrito, y el cuestionamiento de estos consumos contemplados en la ley de defensa del consumidor 24.240, durante cinco meses se repitió la situación, sin ninguna solución por parte de la entidad bancaria, que sólo le indicaba a la clienta que redireccionara el reclamo a la marca de la tarjeta.

La clienta, que fue patrocinada en la demanda por Fabio Cerutti Sacco, cuestionó el accionar de la entidad bancaria, no sólo por no darle una solución sino además por no contar _según manifestó el abogado_ con los parámetros de seguridad que tienen la mayoría de las entidades a través de los cuales se detectan compras "dudosas" de sus clientes.

En este caso, Cerutti Sacco precisó que se trató de compras on line con esa tarjeta de crédito de juegos virtuales, que habitualmente se utilizan en PC o dispositivos electrónicos. También indicó que se trataba de consumos que no eran habituales para la usuaria de la tarjeta y estaban facturados en moneda extranjera.

"La diferencia de esta causa con la mayoría de las que existen y que se revierten, es que en una nota el banco le indica a la clienta que no cuenta con las herramientas necesarias para tratar su problema", dijo, y aseguró: "Esta es una obligación del banco, como lo hacen otras entidades".

El juez hizo lugar a la acción preventiva planteada por la clienta y ordenó la revisión de todos los cargos en la tarjeta de crédito que fueron impugnados porque se trataba de compras no realizadas.

Comentarios