Economía
Jueves 02 de Junio de 2016

Tarifas, otro frente de discusión entre socialistas y macristas

Los diputados del PS presentaron un proyecto de tarifa social universal. El gobernador Lifschitz se reúne hoy con Frigerio y Aranguren.

El conflicto a partir del aumento exponencial de las tarifas de servicios públicos crece, día a día. Y toma dimensión política. "La energía hay que pagarla lo que vale", definieron como faro conceptual desde el gobierno nacional; pero el precio de lo que presuntamente "vale" la energía ha colocado al borde del nocaut a miles de argentinos. Buscando salir al cruce, el bloque del PS en Diputados presentó ayer un proyecto de ley para crear la Tarifa Social Universal. Un subsidio unificado, directo, y masivo, que le llegue a 10 millones de argentinos. Que no necesiten cursar ningún trámite para conseguirlo.

"La plata deberá salir del Tesoro nacional o, en todo caso, de mayores impuestos a los ricos", definió ayer la diputada Alicia Ciciliani ante una consulta de La Capital.

La propuesta que elaboró el bloque del PS _cuatro miembros_, ya consiguió, entre otros, la adhesión de diputados del FpV, y alcanzaría a todas las familias argentinas que hoy están debajo de la línea de la pobreza.

En el Congreso conviven decenas de proyectos similares que no han prosperado; pero nunca como ahora el planteo encuentra pertinencia política. Los santafesinos están en la primera línea de fuego con el tarifazo eléctrico. Buscando un alivio o solución sustentable al problema, es que hoy el gobernador Miguel Lifschitz volverá a visitar la Casa Rosada. Y se reunirá con el ministro del Interior Rogelio Frigerio, y con el Secretario de Energía, Juan José Aranguren.

El pedido de Lifschitz al gobierno nacional para que amortigüe el golpe tarifario fue formulado hace un largo mes, pero la respuesta nunca llegó. Con todas las luces de alerta ya encendidas, la Casa Gris espera hoy una propuesta desde la Rosada, en especial para las empresas de uso intensivo de electricidad. A medida que pasan las semanas, los datos que acumula el gobierno provincial no hacen más sumar espanto: en Santa Fe se acrecientan los despidos en las industrias; la caída en la actividad económica y el incremento salvaje de las tarifas.

El desconcierto con la cuestión de las tarifas atravesaba ayer a muchos diputados. Incluido a varios oficialistas, que no saldrán, al menos por ahora, a decirlo en público. Para muchos no está claro si los aumentos fueron planteados para ver "hasta dónde llega la resistencia", para luego "negociar". O si realmente el Ejecutivo nacional creyó que se podían pagar. Y cometió un error de cálculo.

La rosarina Ciciliani espera que Mauricio Macri "cumpla con la promesa que nos hizo el día de la jura como presidente, la de crear un Estado inteligente y moderno". Los socialistas creen que el Estado nacional cuenta con los recursos tecnológicos para relevar a todos los segmentos de argentinos con vulnerabilidad económica y social y otorgarles directamente el derecho a la Tarifa Social Universal.

"El subsidio a las tarifas, en todo el mundo, es parte del plan de negocios de las empresas proveedoras de servicios", se ilusionaban ayer los asesores del socialismo. Sin embargo, de la pretensión del macrismo de subsidiar a no más del 5 por ciento de los usuarios, a subsidiar a 10 millones de argentinos, hay una brecha gigante.

Comentarios