Política
Lunes 29 de Agosto de 2016

Tamberos preparan para septiembre una protesta en la que regalarán leche

El vicepresidente de la Asociación de Lecheros, Juan Manuel Otero, planteó ayer que el Estado debe "regular" la actividad frente a la crisis del sector y confirmó que se prepara para el 7 de septiembre próximo una protesta similar a la realizada en Plaza de Mayo por los referentes frutícolas para regalar sachets del producto.

El vicepresidente de la Asociación de Lecheros, Juan Manuel Otero, planteó ayer que el Estado debe "regular" la actividad frente a la crisis del sector y confirmó que se prepara para el 7 de septiembre próximo una protesta similar a la realizada en Plaza de Mayo por los referentes frutícolas para regalar sachets del producto.

Otero señaló que se trataría de una acción "simbólica" con el objetivo de "tratar de que la gente entienda un poco" la situación del tambero, que actualmente cobra 4 pesos por un litro de leche.

Se trata de un valor inferior a los 5 ó 6 pesos que tiene como costo de producción, mientras que en la góndola el consumidor paga la leche entre 18 y 20 pesos.

Sobre la protesta, Otero comentó: "La idea es hacerla el 7 de setiembre. El martes (por mañana) terminaremos de definir la actividad porque la logística de la leche es más difícil que la de frutas".

El dirigente destacó que con el actual gobierno existe "diálogo" e indicó que mañana serán recibidos por las autoridades, aunque no detalló con qué funcionario mantendrán el encuentro.

Otero explicó que "el problema es el bajo precio" ya que, en la actualidad, les pagan "4 pesos" por litro de leche, mientras que "producirla está arriba de los 5 pesos".

"Eso socava la rentabilidad. Viene ocurriendo desde hace un tiempo bastante largo, pero recrudeció los últimos meses con un combo de devaluación, quita de retenciones al maíz y también el factor climático, que hizo un desastre", manifestó.

Al respecto, el dirigente sostuvo que esa combinación "hizo que el costo se fuera a las nubes y no se reflejara en el precio".

Aunque resaltó que "sí se vio en el precio de la góndola" y advirtió que, frente a esa situación, "mucha gente está desanimada y va liquidando vacas".

Recordó luego que "en el anterior gobierno se había empezado a hacer un estudio de competitividad que lo que pretendía era ver bien cómo eran los costos de la cadena".

En ese marco, enfatizó: "Sabemos que el costo es tanto, pero los otros eslabones de la cadena son muy reacios a mostrar, a blanquear la situación".

Otero precisó que la leche "pasa por tres manos: el productor, la industria y el hipermercadismo". Y advirtió que el último sector "tiene un margen de ganancia total del producto que vende y es el que menos arriesga".

Por eso, estimó que la solución "tiene que ver no con intervención del Estado sino con la regulación", porque el productor pretende "una pequeña seguridad de que no trabajará debajo de los costos".

"Hay, en la cadena comercial, sectores que ganan muchísima plata y no lo quieren resignar. Entonces, forzosamente es el Estado el que tiene que regular" reclamó.

En ese contexto, insistió: "No queremos intervención del Estado ni subsidio. Pretendemos que ordenen la cosa y que podamos trabajar medianamente con previsibilidad en el tiempo, porque de lo contrario se seguirán cerrando tambos".

Comentarios