Edición Impresa
Viernes 22 de Julio de 2011

Talleres y capacitación laboral para una mejor inclusión

Una institución ofrece espacios de recreación y trabajo para jóvenes con discapacidad intelectual

Desde hace 4 años, una asociación sin fines de lucro se da la tarea diaria de la inclusión. Lo hace a través de espacios de recreación, socialización y también de capacitación para el trabajo. Actualmente son unos 100 los jóvenes con diferentes discapacidades intelectuales, mayores de 18 años, los que se dan cita en las distintas actividades que programan. Invitan a conocer la entidad y a dar una mano en las diferentes actividades.

Juan Mandolesi es quien preside la Asociación Padres por la Igualdad de Rosario (Applir). Explica que se trata de una organización que busca asegurarles un lugar de integración a estos jóvenes. “Applir surgió hace cuatro años de un grupo de madres que veían la necesidad de que sus hijos pudieran insertarse social y laboralmente”, describe sobre cómo se formó esta entidad.

La sede de trabajo es el Club Italiano, de Buenos Aires 1252, y según detalla Mandolesi es el lugar donde se concentra la mayor parte de los talleres. En rigor, se trata de clases de salsa, árabe, música, teatro, folclore, literario, y de tenis. Pero el otro camino para concretar la meta de la inclusión es el de la capacitación laboral y el acceso a un trabajo. “Es el más difícil”, dice Mandolesi.

Para este último emprendimiento se capacitan en distintos oficios, especialmente en gastronomía. Esto lo hacen en un instituto terciario acompañados de profesionales especializados. La búsqueda está luego para que los jóvenes logren conseguir un trabajo. Muchos de ellos ya están trabajando en algunos bares de la ciudad.

Además se suman en esta misma línea de metas los emprendimientos de Applir, como el servicio de catering donde los jóvenes son los responsables de la panificación (como las medialunas) hasta la misma atención al público como mozos. “Van rotando para no ser siempre los mismos, y porque cada uno tiene su tiempo de permanencia para esta tarea”, agrega el director.

Cotidiano y valioso. “Para los chicos estas propuestas son entretenidas, los incluye y les sirven además para que manejen su plata”, enumera Juan Mandolesi algunos aspectos valiosos y concretos de esta iniciativa. Para Applir es fundamental que la comunidad conozca cómo funciona y qué servicios ofrece, también que más jóvenes puedan incorporarse a los talleres y capacitación laboral.

Es que tal como señalan en la página institucional www.applir.org.ar la pretensión de las actividades está también en acompañar a los jóvenes y sus familias en asegurarles una mejor integración, pero también “concientizar a la sociedad sobre las formas de incluir a los jóvenes con discapacidad de una manera digna y responsable fomentando el conocimiento y aceptación de otras juventudes”.

Comentarios