El Mundo
Jueves 28 de Julio de 2016

Tabaré y los gremios superan un cortocircuito

El presidente uruguayo había rechazado un pedido de entrevista luego de una huelga general y de recibir duras críticas sindicales

El presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, dio marcha atrás en su decisión de cortar el diálogo con la central sindical PIT-CNT y aceptó recibir a sus dirigentes en los próximos días. También la central gremial bajó su tono confrontativo. En una nota remitida a la central obrera, Vázquez consideró "superado el desencuentro que motivó el intercambio" de cartas públicas y anunció que quedaba "restituido el diálogo" entre las dos partes.

La concesión del presidente uruguayo llega un día después de que Tabaré Vázquez hiciera llegar una carta al PIT-CNT rechazando su solicitud de "reunión urgente". Ayer, en una nueva carta dirigida al presidente y secretario general de la central sindical, Vázquez expresó: "Teniendo en cuenta el tenor de la misma y las consideraciones que establecen en el segundo párrafo cuando expresan que: «en ningún momento tienen el sentido de faltarle el respeto ni amenazar o provocar diatribas ni a su gobierno ni menos a Ud. y su alta investidura», considero superado el desencuentro que motivó este intercambio y restituido el diálogo entre el PIT-CNT y quien suscribe". El presidente informa luego a los dirigentes sindicales que en los próximos días coordinará los detalles de la entrevista, que había sido negada el lunes.

Vázquez consideró previamente que no debía conceder la reunión porque la central sindical habría realizado una huelga general y sus dirigentes habían advertido que el gobierno se "estaba derechizando" y que la conflictividad iba a aumentar.

Los sindicatos son históricamente uno de los principales soportes del gobernante Frente Amplio (FA). Pero en su segunda presidencia Vázquez y su sector interno en el FA se han alejado de los gremios. Las diferencias se profundizaron en las últimas semanas, desde que el presidente dispuso un ajuste fiscal y ratificó las pautas para las negociaciones colectivas de salarios entre empresarios y trabajadores.

Vázquez se molestó finalmente porque el PIT-CNT viene de una huelga general de 24 horas y de duras críticas. En la carta en la que rechazaba el pedido de entrevista, Vázquez sostuvo que es partidario del diálogo, pero "sin diatribas ni amenazas. Expresiones como «se va a desencadenar una conflictividad gigantesca» o «va a haber una confrontación como nunca conocieron los gobiernos del Frente Amplio» o tildar al gobierno de neoliberal no contribuyen al mejor relacionamiento", había dicho Vázquez en su primera respuesta.

Comentarios