Edición Impresa
Sábado 20 de Junio de 2009

Susana Decibe: "Soy la más frustrada de la política"

A Susana Decibe se la suele presentar como la cara visible de la ley federal. Un dato del que no reniega ya que considera que la reforma educativa no se concretó porque Menem recortó el financiamiento prometido. Efectivamente esa decisión del ex presidente la llevó a renunciar en 1999 a su cargo de ministra de Educación de la Nación, que ejercía desde 1996.

A Susana Decibe se la suele presentar como la cara visible de la ley federal. Un dato del que no reniega ya que considera que la reforma educativa no se concretó porque Menem recortó el financiamiento prometido. Efectivamente esa decisión del ex presidente la llevó a renunciar en 1999 a su cargo de ministra de Educación de la Nación, que ejercía desde 1996.

De esa experiencia le quedó una convicción: "Toda reforma profunda requiere tiempo y mucha voluntad política; y si no se involucran los mayores líderes políticos de un gobierno no hay manera de llevarla adelante".

Al hablar de la actualidad, se lamenta que "por querer diferenciarse políticamente de la década del noventa se hayan tirado por la borda reformas importantes que se estaban haciendo, entre ellas la educativa". Dice esto para opinar que la nueva ley nacional de educación, "en definitiva recoge los criterios de la ley federal".

Reconoce que ahora hay mayor inversión, pero también "un Ministerio de Educación nacional desactivado". Para Decibe, la reforma que está ausente es aquella que toca el interior del sistema: "Hablo del hilado fino, no de las grandes definiciones que todos compartimos. Es decir de esas reformas hacia adentro que tienen que ver con meterse en serio con lo que les pasa a los jóvenes más humildes que han ingresado al sistema educativo. Esa batalla aún no se ha dado".

La socióloga preside hoy la Fundación Gestar y coordina en República Dominicana la instalación de un sistema nacional de evaluación de la calidad educativa.Cuando se le pregunta si volvería a la gestión educativa, responde: "Mi historia ya fue. Creo que otros ministros son posibles y mejores. Soy la persona más frustrada de la política de este país, porque amo la función pública y la política me apasiona, pero no tengo éxito. No volvería como ministra, no me parecen buenas nunca las segundas etapas".

Comentarios