Edición Impresa
Domingo 12 de Abril de 2015

Superpiojos argentinos

Investigadores del Conicet demostraron que estos insectos son inmunes a ciertos productos.

El uso excesivo de productos contra los piojos lejos de eliminar a estos insectos los fortaleció. Una investigación del Conicet demuestra que los productos con un componente llamado permetrina ya no son eficaces porque la aplicación en forma abusiva ha vuelto resistentes a los bichos. El mejor tratamiento sigue siendo el peine fino y ahora los nuevos productos siliconados que ya se ofrecen en las farmacias.

Las piletas en el verano y las aulas durante el ciclo lectivo alertan a los padres, que suelen prestan mayor atención a las cabezas de los chicos. Tal vez porque son los momentos en los que más se contagian de piojos. Ante los distintos tratamientos disponibles, un grupo de científicos del Conicet descubrió que los piojos de Argentina se volvieron resistentes a los pediculicidas que contienen permetrina o d-fenotrinala. ¿La razón? El uso excesivo que se les dio en los últimos 5 años.

"Los piojos desarrollaron un fenómeno natural de resistencia ante la presión de un compuesto aplicado durante un tiempo", explicó Ariel Toloza, miembro del Centro de Investigaciones de Plagas e Insecticidas del Conicet. Los científicos sabían que estos bichos se habían vuelto resistentes a los productos con una sustancia química llamada permetrina, muy utilizada en artículos vendidos para combatir la pediculosis. Sin embargo, desconocían la causa.

"Hicimos una investigación buscando las bases moleculares y genéticas para saber qué pasaba en el piojo cuando el insecticida actuaba y descubrimos que los piojos habían desarrollado mutaciones para que el producto no ingrese a su cuerpo", explicó el científico. "Lo que estamos viendo es la consecuencia de haber usado este producto en forma excesiva", aclaró.

En este punto señaló que "lo mejor es pasar el peine fino, y que en el caso de que el chico presente más de 10 piojos un día y al otro día 8 más, sí será conveniente utilizar algún producto, pero antes de aplicar cualquier producto, "hay que intentar sacar los piojos con el peine fino, porque los bichos se vuelven resistentes", advirtió el científico.

"Un uso indiscriminado genera, a lo largo del tiempo, que la población se vuelva totalmente resistente, lo mismo pasa cuando uno toma antibióticos cuando no es el momento oportuno", agregó.

¿Qué se puede usar?

Toloza señaló la conveniencia de reemplazar el pediculicida con permetrina por otros productos, disponibles en las farmacias, que actúan a nivel físico, como los siliconados.

La permetrina actúa a nivel del sistema nervioso del insecto porque provoca una parálisis y después la muerte.

En cambio los productos que accionan a nivel físico, se introducen en la piel del piojo, le bloquean la respiración y generan un desbalance interno que lo lleva a la muerte. Así actúan los productos que contienen siliconas, para los que aún no se ha desarrollado resistencia en los bichos.

La investigación de los productos para combatir a los piojos se está desarrollando desde 1998, cuando se encontró el primer registro de piojos resistentes.

El año pasado los investigadores encontraron la razón molecular por la cual los piojos se volvían inmunes y descubrieron que esta reacción se había dado en muchas provincias argentinas y también en otros países. Sin embargo, la cantidad de individuos resistentes fue mayor en Argentina.

Información accesible. Los científicos desarrollaron el sitio web: http://www.infopiojos.com.ar, que contiene información accesible para todos. Por ejemplo recomienda que la forma más simple y efectiva de detectar piojos es siguiendo estos pasos:

1Moje el pelo con agua y aplique el acondicionador que utiliza diariamente. Pase un peine o cepillo común para desenredar el pelo.

2Utilice un peine fino para piojos (preferentemente de metal) tratando de que sea en forma descendente (desde el centro hasta las puntas del pelo). Esto hace que los piojos y liendres se desprendan del pelo.

3Observe sobre un pañuelo de papel y sobre el peine fino la presencia de piojos o liendres.

4Continúe pasando el peine fino tratando de cubrir toda la superficie de la cabeza. Recuerde que los piojos se encuentran preferentemente cerca de las orejas y de la nuca.

5Intente que cada parte de la cabeza sea revisada cuatro o cinco veces.

Si se encuentran piojos o liendres, se debe hacer el tratamiento adecuado. Si se ha realizado tratamiento dentro de los siete días y se encuentran solamente liendres vacías, no es necesario hacer tratamiento nuevamente. Es importante recordar no usar en forma preventiva los productos.

Comentarios