Información Gral
Viernes 03 de Junio de 2016

Suiza abrió en los Alpes el túnel ferroviario más largo del mundo

El Túnel de Base San Gotardo mide 57.1 kilómetros y atraviesa el macizo homónimo. También es el más profundo: 2.300 metros

Suiza inauguró anteayer el túnel ferroviario de San Gotardo, que atraviesa el macizo homónimo en los Alpes, que con sus 57,1 kilómetros de extensión se convirtió en el más largo del mundo, así como el más profundo, ya que en su punto más bajo pasa 2.300 metros por debajo de la roca montañosa.

Un argentino, Leonardo Rondi, de 55 años y ex combatiente de Malvinas, integró el equipo de diseño y construcción de la fenomenal obra.

El acto de inauguración fue encabezado por el presidente de la Confederación Helvética, Johann Schneider-Amman, quien dio la señal de partida a los dos primeros trenes que entraron por ambos extremos de la obra.

"¡Que pasen los trenes!", dijo el presidente suizo en las cuatro lenguas nacionales (alemán, francés, italiano y romanche).

En el acto participaron 1.100 invitados oficiales, entre ellos los cancilleres de Alemania, Angela Merkel; de Austria, Christian Kern, el primer ministro de Italia, Matteo Renzi, y el presidente de Francia, François Hollande.

Los cuatro dirigentes europeos fueron pasajeros en el tercer tren que partió del extremo norte del túnel, en la localidad de Erstelfd (cantón de Uri) con dirección a Polleguio (cantón del Tesino) en un trayecto de 20 minutos.

Uri es un cantón que se ubica en la región de habla alemana de Suiza, mientras que el Tesino es el único cantón de habla italiana.

El túnel de San Gotardo no sólo es visto como una proeza de ingeniería y un enlace neurálgico en el transporte entre el sur y el norte de Europa, sino también como un símbolo de unidad entre las distintas zonas culturales y lingüísticas que componen la Suiza moderna.

En Erstelfd y Polleguio tuvieron lugar ceremonias similares y simultáneas de inauguración, y en cada uno de ellos los dos primeros trenes que habían partido del otro extremo fueron recibidos entre aplausos de la población y fuegos artificiales.

En su discurso de inauguración en Erstelfd, el presidente suizo dijo que "con este túnel de base del San Gotardo, unimos los pueblos y las economías" y lo consideró "la obra del siglo" que va "más allá de las fronteras de Suiza".

Del otro lado del túnel, en Polleguio, la ministra de Medio Ambiente, Transporte y Energía, Doris Leuthard, destacó el carácter europeo de esta obra, "en la que participaron trabajadores de una decena de países, desde Escandinavia hasta Sicilia, de Portugal a Polonia". El presidente de Suiza, Johann Schneider-Ammann, inauguró hoy el túnel ferroviario más largo del mundo, de 57 kilómetros de longitud y situado en el centro del país helvético. "Es un paso importante para Suiza, para nuestros vecinos y para el resto del continente", afirmó Schneider-Ammann durante la inauguración del Túnel de Base de San Gotardo. "Todavía es posible conseguir logros épicos en Suiza y en Europa", señaló el mandatario suizo, para quien esta infraestructura acercará las economías y los pueblos europeos.

A bordo de los dos trenes que ayer cruzaron por primera vez bajo el macizo de San Gotardo viajaron mil ciudadanos de a pie, 500 en cada uno, como gesto hacia los contribuyentes suizos, que han pagado el proyecto. La obra, que ha costado 12.200 millones de francos suizos (12.300 milones de dólares/11 mil millones de euros), tiene como objetivo impulsar el tráfico de mercancías respetuoso con el medio ambiente a través de los Alpes y conectar mejor los centros industriales de Alemania, Suiza e Italia. Se ha tardado 17 años en construir el túnel, cuya longitud supera los 53,9 kilómetros del túnel Seikan de Japón, considerado hasta ahora como el más largo del mundo. La compañía ferroviaria suiza, SBB, abrirá el túnel al tráfico regular el 11 de diciembre, después de que en los próximos meses concluyan todos los trayectos de prueba.

A pesar de que Suiza concluyó la construcción del túnel, este no podrá ser utilizado al máximo de sus capacidades durante años, ya que Italia y Alemania todavía tienen que terminar la construcción de infraestructuras ferroviarias en las rutas que van hacia el país alpino.

El túnel de San Gotardo es la parte central del nuevo ferrocarril transversal alpino, un proyecto europeo con que gran parte del tráfico de mercancías entre Róterdam, en el mar del Norte, y Génova, en el Mediterráneo, se llevará a cabo en tren en lugar de por carretera.

Un argentino fue parte de una hazaña de la ingeniería civil, el túnel ferroviario más largo del mundo.

Leonardo Rondi, de 55 años, se graduó en la Universidad de La Plata y trabajó desde el principio en el proyecto de San Gotardo. Ahora liderará otras dos importantes obras en el país.

Este veterano de la Guerra de Malvinas se fue a Milán hace 25 años con una beca, también estudió en Alemania.

La construcción fue compleja y Rondi cumplió distintas funciones en su rol de jefe de proyecto. "Lo primero fue la parte civil de la obra, la excavación, que se terminó en 2011. Luego se siguió trabajando en la parte electromecánica y en toda la técnica ferroviaria, la ventilación, el equipamiento... Y llegamos a hoy, el día que puede pasar un tren. He aprendido muchas cosas", dice, humilde.

A unos 100 kilómetros de allí, mientras sigue trabajando en la sede central de Lombardi, Rondi explica por qué es tan importante este túnel para Europa: "El tráfico de mercaderías a través de los Alpes por carretera está colapsado. Este tren, aunque se usará también para pasajeros, permitirá sacar los camiones de las rutas y optimizar este transporte".

Actualmente, hay un túnel carretero en San Gotardo y otro ferroviario, pero este es el primero en los Alpes para un tren de alta velocidad y es también el túnel de su tipo más largo del mundo. Se llama Túnel de Base de San Gotardo para diferenciarlo de los otros dos.

Vendrá la semana próxima a dar una serie de conferencias y en sus planes están ahora dos proyectos también de gran impacto: la Autopista Ribereña (que correría en parte en un túnel a lo largo de Puerto Madero, en la ciudad de Buenos Aires) y el Túnel de Agua Negra, que comunicará San Juan con la región chilena de Coquimbo, a través de la cordillera de Los Andes y del cual es el director general.

Comentarios