Edición Impresa
Sábado 01 de Agosto de 2009

Stella Maldonado: "Tiene buena disposición al diálogo"

La ley de financiamiento y las paritarias docentes asoman como dos de los principales temas de agenda que los gremios del magisterio llevarán ante el flamante ministro de
Educación, Alberto Sileoni. Así lo adelanta Stella Maldonado, secretaria general de la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (Ctera). La
dirigente rescata que el nuevo funcionario que "tiene buena disposición al diálogo". Y comparte con éste la preocupación por la escuela secundaria como el nivel más conflictivo del sistema.

Esta semana, la titular de Ctera se reunió con la senadora nacional, Blanca Osuna, quien es la presidenta de la Comisión de Educación del Senado. En el encuentro el tema
excluyente fue la ley de financiamiento educativo, ya que la actual norma cumple su meta el año que viene.

¿Qué temas abordaron en la reunión con Osuna?

Estamos empezando a hacer una serie de consultas con legisladores, empezando con la presidencia de las comisiones de Educación de las dos cámaras, pero vamos a hablar también con la comisión de presupuesto. Nuestra idea es plantear temas en dos etapas. Una primera, de coyuntura, que es la discusión del presupuesto nacional y su capítulo educativo; un debate de corto plazo sobre la que planteamos un incremento de lo destinado a educación. Y por otra parte una discusión más de fondo, más profunda y compleja, que es la nueva ley de financiamiento, porque la vigente termina su ejecución en diciembre de 2010, y se necesita tener una nueva con un financiamiento más importante. Para esta última estamos pensando incluso que sea superior la inversión en términos de puntos del PBI (Producto Bruto Interno).

¿En cuánto están planteando la inversión educativa?

Estamos proponiendo que sean 8 puntos del PBI lo destinado a educación, no 6 como tenemos ahora. Porque entendemos que dado que la ley de financiamiento se sancionó con anterioridad a la nueva ley de educación nacional, en las propias metas de dicha norma no estaba incluida la escuela secundaria obligatoria. Por lo tanto, para avanzar en la meta de escuela secundaria obligatoria se requieren más recursos. No incluiría acá Ciencia y Técnica, que tendría que estar separado.

¿Qué expectativas tiene del nuevo ministro Sileoni?

El profesor Sileoni tiene mucha experiencia en la gestión, de ciudad y provincia de Buenos Aires y ha sido el viceministro de Educación de la Nación dos veces, creemos que
tiene buena disposición al diálogo y nos guiamos por sus declaraciones en el sentido de que aspira a que haya más paritarias y no menos. Y también compartimos su preocupación alrededor del tema de la escuela secundaria. De modo que a priori creemos que va a haber posibilidades de un diálogo.

¿Cuáles son los temas que plantean llevar a la agenda de discusiones?

Tenemos la necesidad de que se reabra la agenda paritaria para temas que tenemos pendientes, como los de condiciones de trabajo, nuevos puestos de trabajo, la función de los profesores tutores y la necesidad de agilizar traslados interjurisdiccionales. Y por supuesto quisiéramos que se pudieran comenzar a discutir las cuestiones salariales con
mayor anticipación a lo que se hizo en este año. Sobre todo para no estar discutiendo sobre la fecha del inicio de clases, porque hay que articular discusión nacionales con
provinciales, y esto es una fuente muy grande de conflicto. Nosotros creemos que si se pueden hacer las cosas con mayor tiempo y elementos, realmente habría mejores
posibilidades de arribar a mejores acuerdos y con otros tiempos.

¿Qué opinión tiene de creación de una Unidad de Planeamiento y Evaluación, a cargo del ex ministro Juan Carlos Tedesco?

No tenemos precisiones sobre cuáles son los alcances de esta área, pero básicamente tenemos la impresión que superpone funciones que tiene el Ministerio, porque ya hay
subsecretarías de evaluación y de planeamiento. El Ministerio de Educación de la Nación no tiene a su cargo escuelas, por lo tanto ya hace a su esencia la planificación y la
evaluación. De modo que encontramos innecesario que haya una secretaría que se aboque específicamente a eso.

Comentarios