Edición Impresa
Sábado 04 de Julio de 2009

Stella Maldonado: "Tenemos que defender el valor de la escuela pública"

"Nosotros tenemos que seguir con lo que venimos haciendo desde hace muchos años: generar conciencia sobre el valor de la escuela pública". La opinión es de la secretaria general de la Ctera, Stella Maldonado, al ser consultada sobre el futuro que se avecina para la educación ante el resultado de las últimas elecciones, que favoreció a candidatos identificados con políticas privatistas y neoliberales.

"Nosotros tenemos que seguir con lo que venimos haciendo desde hace muchos años: generar conciencia sobre el valor de la escuela pública". La opinión es de la secretaria general de la Ctera, Stella Maldonado, al ser consultada sobre el futuro que se avecina para la educación ante el resultado de las últimas elecciones, que favoreció a candidatos identificados con políticas privatistas y neoliberales.

Basta repasar apenas unas líneas de la historia santafesina reciente para recordar que en las dos gestiones del ahora reelecto senador Carlos Reutemann poco se hizo por la escuela pública. Siete fueron los ministros del área que se sucedieron durante el gobierno del ex corredor de Fórmula 1. Afectos a la ley federal de educación y más preocupados por mantener el presentismo docente que aumentarles el salario a los maestros.

En provincia y Ciudad de Buenos Aires, el diputado reelecto Francisco De Narváez no ocultó su inclinación por un sistema educativo autoregulado por emprendimientos como los vouchers y —hasta no hace mucho tiempo— propuso "eliminar el estatuto del docente", porque cuenta con "muchos privilegios" para los trabajadores del sector. En una línea similar se inscriben los candidatos apoyados por el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri. O bien también cabe la preocupación sobre qué hará el siempre dubitativo cuyano, cuyo partido —el bloque de diputados radical— fue el único que en 2005 votó en contra de la aprobación de la ley de financiamiento educativo.

—¿Qué debate se impone en el magisterio ante el resultado de las elecciones, que favoreció a candidatos como De Narváez, Reutemann o los apoyados por el macrismo, con visiones privatistas o poco afectas a los docentes?

—Nosotros tenemos que seguir con lo que venimos haciendo desde hace muchos años: generar conciencia sobre el valor de la escuela pública. Hay que refrescar lo sucedido cuando se implementaron políticas neoliberales, o lo que ha pasado en países como Chile, donde más se avanzó con decisiones privatizadoras. De todas maneras hay mucha conciencia en la docencia respecto de lo que significan estas determinaciones. Igual para el conjunto de la sociedad es bueno que difundamos y creemos conciencia acerca de lo destructivo que es el techo social a la educación, o la aplicación de medidas de corte neoliberal. Además, algunos de los candidatos como De Narváez o el jefe porteño Macri han ido más allá y se expresaron públicamente con declaraciones directamente ofensivas para los trabajadores de la educación. Desde la Ctera nunca vamos a apoyar ese tipo de políticas, más allá de las personas que las encarnen.

—Entonces ¿por dónde pasa la tarea ahora?

—Nuestro trabajo será organizarnos para luchar por una nueva ley de financiamiento educativo que justamente permita que haya más recursos del Estado nacional para la educación, para acelerar los tiempos de la implementación de la nueva legislación, que no sólo es una nueva normativa sino que da un giro de 180º respecto de muchos aspectos neoliberales de la ley federal. Esta es claramente la posición que hemos sostenido desde la autonomía de la Ctera, independientemente de quien gobierne.

—¿Es decir que también se trata de sostener los avances dados en materia legislativa?

—En términos de nuevas normativas se avanzó mucho, pero falta hacer más en la implementación de políticas concretas. Si bien se incrementó la cobertura del nivel inicial y del secundario, eso no quiere decir que no haya más para hacer. Es indudable que faltan construir escuelas, formación docente en servicio, mejoramiento de los salarios y de las condiciones de trabajo, y políticas socieducativas que permitan sostener la escolarización de los chicos más vulnerables. Siempre tomando como piso lo que se hizo, no intentando restaurar el orden neoliberal que proponen candidatos como los que usted nombra.

—¿En este alerta también figura preservar la conquista de las paritarias?

—Hace unos cuatro años eran muy pocas las provincias que tenían paritarias, se avanzó y ahora son más las que cuentan con esta ley. Creemos que podemos seguir en este camino, porque se ha instalado muy en la docencia la necesidad del ámbito de la negociación colectiva. Un derecho de los trabajadores de la educación también consagrado en la ley nacional. Insistiremos además en el funcionamiento de la paritaria nacional para que no se limite a definir cuestiones salariales sino también aquellas fundamentales de las condiciones de trabajo.

Comentarios