Ovación
Martes 06 de Septiembre de 2016

"Somos bastante carasucias"

Nazareno Valentini habló del presente de Old Resian, el primer clasificado a las semifinales del Regional del Litoral.

Tres años atrás, Old Resian disputaba el torneo de ascenso en el Regional del Litoral. La temporada pasada jugó el Interior B y se metió en el torneo del Interior A, que jugó este año, y ahora se convirtió en el primer semifinalista del Regional del Litoral. No son hechos aislados. Son muestras elocuentes de que el trabajo paga. Y paga bien. El tricolor, que comenzó siendo la sorpresa, pasó a ser una revelación para ahora convertirse en un rival tremendamente complicado para cualquiera, más allá de que debido a su juventud le falta el oficio que dan los partidos.

"No sé si no es que no lo podemos creer, laburamos mucho para llegar acá. Cuando arrancó el año no pensábamos ni en clasificar ni en salir campeón, pensamos solamente en crecer jugando al rugby, pero ahora nos topamos con que clasificamos a semifinales", evaluó Nazareno Valentini, quien este año lleva la cinta de capitán del equipo superior.

—Venían haciendo un buen trabajo. Si hacés un racconto, desde que jugaron el Interior el equipo evolucionó.

—El Interior nos ayudó mucho para madurar, para crecer como equipo. A principio de año estábamos tristes, porque terminamos zafando la plaza en el último partido pero ahora que ya pasó mucho tiempo, vemos esos partidos y nos sirvieron mucho. Se ven los resultados.

—Como capitán, ¿qué me dirías del plantel?

—Como capitán estoy orgulloso de este plantel. Más allá de que hay buenos jugadores, hay buenas personas y eso es muy importante. El grupo humano es muy humilde y muy sacrificado. Todos apuntan al mismo camino.

—¿Cambiaron mucho la manera de jugar?

—Desde que ascendimos fuimos cambiando nuestra manera de jugar. En el ascenso jugábamos más con los backs y los forwards tenían muchos problemas en las formaciones fijas. Ahora los backs se hicieron muy fuertes, tanto en el scrum como en el juego suelto. Pero si tengo que definir a este equipo te diría que somos bastante carasucias: nos gusta arriesgar, jugar, divertirnos. Estamos pensando en cómo jugar más que en el resultado. No te voy a mentir y decir que no nos importa ganar, pero pensamos que si nos divertimos y jugamos al rugby que queremos, los resultados se van a dar.

—Antes no pensaban así.

—Esa manera de pensar la trajo Rubén Serri. El nos metió el fanatismo por el rugby y nos mostró una forma de vivir el rugby distinta. También hay que decir que nosotros maduramos en la forma en que vemos los partidos. Antes nos divertíamos y no pensábamos tanto; ahora nos divertimos pero hacemos cosas para ganar. Y esa filosofía la trajo Serri.

—¿Qué analisis hacés del torneo que está teniendo Old Resian?

—Somos un equipo muy irregular, que si jugamos bien le podemos ganar a cualquiera y que si jugamos mal podemos perder con cualquiera. Eso es inmadurez, sin dudas, y es porque somos muy jóvenes y nos equivocamos. Arrancamos muy bien, teniendo buenos partidos, pero después nos caímos mentalmente y en el juego y perdimos con Provincial y Estudiantes. Ahí estuvimos cerca de perder la clasificación. Los entrenadores no nos metían ninguna presión, pero éramos nosotros los que queríamos clasificar porque queríamos seguir subiendo el techo. Nos quedaron tres partidos y nos propusimos ir uno a uno hasta que logramos la clasificación.

—Y en la zona Campeonato arrancaron con un batacazo.

—Y ya que estábamos en el baile, bailamos. Después del partido con Duendes estaba contento por el resultado, pero nunca me imaginé que iba a ser importante para clasificar. Ahora me doy cuenta de que clasificamos por ese envión anímico del primer partido que ganamos.

—¿Qué siguió después?

—Después le ganamos a Estudiantes de visitante y con GER se dio un partido raro, en un día de lluvia...

—El que estuvieron muy cerca de darlo vuelta.

—Sí, gracias al scrum. Hicimos cuatro tries scrums pero en el juego quedamos en deuda. Está bien que llovía, pero no supimos jugarlo. Personalmente fallé mucho en los envíos a los palos.

—¿Te influye el hecho de llevar adelante la capitanía con el tema de la responsabilidad de patear?

—Lo tomo como un desafío positivo. Me gusta patear, tener esa presión, entreno mucho para que me vaya bien. Y con respecto a la capitanía, de chico soñaba con jugar en primera pero nunca pensé que iba a tener el honor de ser capitán del equipo.

—Con Jockey voltearon a otro grande.

—Hablando con la gente más vieja del club, ellos lo destacan porque nunca se le había ganado en la historia. Yo estoy contento de haberle ganado a Jockey pero nosotros no cargamos con esa presión de sacarnos la mufa de años anteriores. Pensamos en el futuro, en dejar al club lo más arriba posible y seguir creciendo.

—Los triunfos generan obligaciones. A partir de ahora ya nada va a ser igual.

—Nos metimos en un lindo lío ¿no? La gente ve a los 23 jugadores que entran a la cancha, pero atrás hay un trabajo invisible, que es el que hacen los 60 jugadores del plantel superior que nos ayudan permanentemente y nos empujan; de los nutricionistas, médicos, kinesiólogos... Un ejemplo es Mario Franceschini, quien hace un trabajo muy grande con nosotros. Creo que a esta altura del año estamos compitiendo así por cómo él nos prepara. Otro puede ser el de Miguel Alonso en el scrum, que le cambió la cabeza a los forwards. El club creció en muchos aspectos y sigue creciendo. No nos falta nada, no nos podemos quejar. Pero para no frenar el crecimiento hay que seguir trabajando, hay que seguir metiéndole. Ahora no te podés bajar.

Más plazas para Litoral

El Torneo Regional del Litoral tendrá a partir del año que viene nueve plazas en los certámenes que organiza la Unión Argentina de Rugby. Así, el TRL tendrá tres lugares en el Nacional de Clubes A, una en el flamante Nacional de Clubes B, tres en el Torneo del Interior A y dos en el Interior B.

Comentarios