AFA
Sábado 12 de Noviembre de 2016

Solo contra el mundo

Bauza usó en plural la frase antes de Brasil. Ahora quedó apuntado

Edgardo Bauza sorprendió en la previa al partido con Brasil diciendo, acompañando con una sonrisa, que "estamos solos contra el mundo". Sin repreguntas y sin explicación sobre qué quiso decir, quedó en el éter para que cada cual interprete lo que quiera. ¿Solos porque la AFA no los acompaña? ¿Solos porque la AFA es un caos? ¿Solos porque interpreta que tiene "la prensa" en contra? ¿Solos significa además que su sensación no es solo suya sino del grupo que comanda? ¿Solos porque se aprestaban a jugar en un Mineirao en el que se iban a sentir bien visitantes? Vaya a saber. Pero la sensación, clara, que quedó tras la dura derrota en Belo Horizonte es que el propio Patón quedó demasiado solo, rodeado de interrogantes, con mucha crítica de afuera pero también de adentro. En el escenario que jamás hubiera imaginado, ante un partido bisagra para su proceso. Sin dudas.

Ya nadie parece recordar que fue el Patón el que habló con Messi y logró el cometido de que se diera una nueva oportunidad en la selección. El entusiasmo renovado que logró se vio enseguida en la cancha en un comienzo a todas luces, con triunfo sobre Uruguay con gol de Leo. Inmejorable. Pero primero sin el rosarino, y luego con él, su equipo se fue para atrás tan peligrosamente que se puso la soga al cuello demasiado pronto. Las derrotas seguidas ante una pobre Paraguay en Córdoba y la del jueves en Belo Horizonte, minaron el proceso de Bauza, sembraron desconfianza externa, a lo que el propio DT le agregó sus dudas.

Dijo que arriesgó en el complemento con el resultado 0-2 pero en vez de sacar a uno de los volantes defensivos, excluyó a Enzo Pérez, de quien después apuntó que estaba jugando bien. De hecho, lo estaba. Se guardó un cambio. Sigue dejando afuera a dos de los mejores valores hasta su llegada, como Mercado y Banega. No se la jugó en cambio con "sus" jugadores, como Buffarini o Pratto, dos conocedores del fútbol brasileño, sobre todo el último. Prefirió excluir a otro, Belluschi, para que Lavezzi sea una opción cuando no juega hace muchísimo. Y ayer le dio el día libre a los jugadores cuando, para cuidar al menos las formas, era necesario mostrar absoluta concentración en el decisivo partido del martes ante Colombia.

Las declaraciones de Messi, aunque algunas fueron coincidentes con las de Bauza en cuanto a circunstancias del partido, tampoco ayudaron al DT, que por otra parte varias veces intentó sin éxito acercar más a los jugadores a la gente. Leo habló de funcionamiento, de inexistencia de juego y eso está en su órbita.

Cualquier entrenador experimentado como Bauza sabe que hay momentos que son límites para su continuidad, de sentirse solo contra el mundo. Este es uno de ellos.

Comentarios