Edición Impresa
Sábado 07 de Junio de 2014

Soja: más ventas para saldar deuda

Los productores pueden vender entre 5 y 16 millones de toneladas en un mes y medio. Pagar tarjetas y créditos es el objetivo.

Las ventas de soja se intensifican para pagar deudas y en un escenario optimista los productores pueden vender 16 millones de toneladas en un mes y medio, mientras que en un contexto más deprimido, cinco millones, informó esta semana la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

La analista Emilce Terré, del Departamento de Economía de la BCR, destacó que "el grueso de la cosecha está saliendo más tarde por cuestiones climáticas".

Al realizar un estudio con el jefe de Economía de la Bolsa rosarina, Julio Calzada, evaluaron que un escenario optimista, de intensificación de las ventas de soja, comercializaría al 30 de junio el 60 por ciento de la producción total, estimada en 55,7 millones".

En ese caso, las ventas acumuladas de poroto entre el 15 de mayo del 2014 y el último día de junio del 2014 podrían llegar a ser de aproximadamente 16 millones de toneladas y el valor estimado ascendería a 5.147 millones de dólares, ya se han comercializado más de 17 millones de toneladas.

Si por el contrario, el escenario fuera de escasas ventas por parte de los productores y al 30 de junio se vendiera el 40 por ciento del total de la producción nacional, en este caso las ventas acumuladas de poroto de soja entre mediados de mayo y el último día de junio de 2014 podrían ser de 4,8 millones de toneladas, unos 1.558 millones de dólares.

Ocurre que con el inicio de junio, numerosos analistas del mercado de granos empiezan a especular con las posibles ventas de soja y maíz de los productores para cancelar las deudas con las entidades financieras, fruto de la utilización de las tarjetas de crédito rurales, los préstamos a pago íntegro, los acuerdos de sobregiro y los cheques librados con vencimiento en mayo-junio y julio de este año.

"Reconocido por casi todos los directivos bancarios que manejan áreas de agronegocios, las tarjetas de crédito rural han tenido un notable crecimiento comercial en el sistema bancario argentino en los últimos dos años", indicó Terré.

Estos instrumentos de crédito fueron creados para que el productor agropecuario "pueda financiar la compra de insumos, productos y servicios para el campo, cubriendo ampliamente el ciclo productivo agrícola o ganadero".

"Con estas tarjetas (que vencen en junio), el productor puede adquirir semillas, agroquímicos, fertilizantes, combustibles, productos veterinarios, hacienda, material genético, repuestos, maquinarias, herramientas, neumáticos, entre otros insumos", señaló.

En el informe se destacó que "hay que tener muy presente, que muchas cancelaciones de préstamos de los productores pueden realizarse con fondos propios o préstamos de muy corto plazo otorgados por terceros, sin necesidad de tener que vender la mercadería".

Terré explicó que "lo que hemos presentado en este informe son posibles escenarios futuros con supuestos que pueden llegar a no coincidir con la realidad" y recordó que el stock de deuda de los productores con los bancos al 31 de marzo era de unos 20 mil millones de pesos, es decir de 2.510 millones de dólares.

Comentarios