Edición Impresa
Sábado 04 de Octubre de 2014

Soja: alertan por la pérdida de rentabilidad

Un informe de Crea indica que el precio de la oleaginosa debería subir 30 por ciento para alcanzar márgenes positivos en 2015.

La cotización de la soja debería subir 30 por ciento en la próxima campaña para alcanzar niveles de rentabilidad, pero la oleaginosa sigue en caída libre y esta semana tocó los 335 dólares en el mercado de Chicago.

Así surge de un estudio difundido por Consorcios Rurales de Experimentación Agrícola (Crea), en el cual se advirtió que hay un "semáforo rojo" para ese cultivo. "Los resultados económicos proyectados para la soja de la campaña 2014-2015 no son alentadores", sostuvieron los especialistas de Crea.

Lo atribuyen a una combinación de factores como caída de precios internacionales, aumento de costos de producción en quintales y derechos de exportación.

Advierten que el cultivo sólo es rentable en algunos departamentos del sur de Santa Fe cercanos a Rosario, según cálculos desarrollados por los Crea.

Muchos productores, que habían descartado al maíz por su magra o nula rentabilidad y tenían esperanzas en la soja, se encuentran muy preocupados con esta última alternativa también, admitieron.

Por ejemplo, en Salta haría falta un rinde 70 por ciento superior al histórico para cubrir los costos de la soja en la presente campaña: implantación, protección, cosecha y retribución por el uso de la tierra equivalente a un alquiler de mercado. Los cálculos no contemplan el impacto de las malezas resistentes a distintos principios activos de herbicidas, que aumentan los costos de protección en 32 dólares por hectárea como promedio en el movimiento Crea.

El informe señaló que con un aumento del 10 por ciento en el precio percibido, el resultado económico se tornaría positivo en 3 de las 17 zonas Crea consideradas y con el 20 por ciento de aumento, en 9 se obtendrían utilidades.

"En resumen: la caída de precios y los altos costos perjudicarán a todos los eslabones de la cadena sojera si no se modifica alguna variable de la ecuación de ingresos y costos que exhibe la oleaginosa en la actualidad", sostuvieron los autores.

Destacaron además que "estos resultados negativos se evitarían si se redujera la elevada presión impositiva que se ejerce sobre el cultivo. En una campaña agrícola condicionada en mayor medida que lo habitual por serias limitantes climáticas y de mercado internacional, esta medida sería particularmente efectiva".

Maíz vs. caña de azúcar

Por primera vez en la Argentina la producción de bioetanol sobre la base de maíz superó a la de caña de azúcar, por 18.754 metros cúbicos en los primeros siete meses del año, según un informe divulgado por la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).
  Julio Calzada y Guillermo Rossi, jefe y analista del departamento económico de la BCR, realizaron un estudio sobre el bioetanol al contabilizar las entregas a las refinerías petroleras del país emitida por el portal Valorsoja.com con datos de la Cámara de Alcoholes de la República Argentina. En el período enero-julio del corriente año, las entregas de etanol-maíz ascendieron a 190.849 metros cúbicos, en tanto que las generadas con caña de azúcar oscilaron los 172.095 metros cúbicos. Consignaron que hubo un notable y rápido crecimiento de la producción de bioetanol en base a maíz, desde el 2012 cuando empezó a operar la fábrica de Bio4 en Río Cuarto, provincia de Córdoba.
  En ese año, Bio 4 entregó algo más de 15 millones de litros de etanol a las refinerías nacionales, en 2013, se incorporó la producción de las plantas de Vicentín en Avellaneda y Promaíz, en Córdoba. “Las tres empresas juntas multiplicaron por 10 las entregas del 2012, alcanzando un total de 167.468 metros cúbicos”, manifestaron. En 2014, con la entrada al mercado de las fábricas de ACABio en Villa María (Córdoba) y Diaser en San Luis hasta fines de julio las entregas ascendieron a 190.849 metros cúbicos.

Comentarios