Edición Impresa
Sábado 07 de Abril de 2012

Sobre el perfil de un ícono de la ciencia

"Así como el Che Guevara es tomado como un ícono de alguien que dio la vida por un ideal, aunque mucha gente ni siquiera sabe lo que hizo, lo mismo pasa con Einstein, que es visto como un ícono de la ciencia", dice el profesor de la Facultad de Ingeniería (UNR), Ariel Dobry sobre la vida del científico.

Dobry es doctor en física e investigador del Conicet. Se entusiasma cuando habla de la exposición y debates que se preparan para homenajear los 25 años del Museo Experimental de Ciencia, a través del perfil del físico alemán. "Queremos de alguna manera ver su figura en contexto, toda la cuestión humanística al mismo tiempo que sus contribuciones científicas", explica sobre lo que será un punto polémico pensado para la muestra. Repasa entonces cómo Einstein, siendo un pacifista, es impulsado a influir para que EEUU fabrique la bomba atómica."Lo que queremos mostrar -continúa- es la figura de un científico que se ve en el conflicto de tomar una decisión personal muy dura. Es ahí cuando se ve cómo en algún punto siempre está influido por lo que está pasando en el mundo que lo rodea".Para Dobry esta polémica en torno a Einstein sirve para entablar otras reflexiones sobre lo que les ocurre, "quizás no de manera tan espectacular como pasó con Einstein", a muchos otros científicos en la actualidad. "Por ejemplo, -dice- hoy los biólogos desarrollan conocimientos que se aplican para hacer agroquímicos para los cultivos, y aseguran que la intención no es contaminar. Sin embargo, la ciencia no es algo completamente puro".

Albert Einstein nació en Ulm, Alemania, en 1879. Sus teorías, que le valieron el premio Nobel en 1921, revolucionaron la física. A partir de su fórmula E=mc2, los estadounidenses fabricaron la bomba atómica que se lanzó por primera vez en Hiroshima el 6 de agosto de 1945, y sobre Nagasaki el 9 de agosto. Einstein había huido del régimen de Hitler en 1933 y se había convertido en un militante por la paz.

Comentarios