Escenario
Sábado 28 de Mayo de 2016

Sístole, la banda que pisa cada vez más fuerte en la escena local

La banda rosarina formada por Diego Robertazzo (voz), Sebastián Ulloa (guitarra y coros), Fernando Raiz (guitarra y sintes), Eugenio Costa (bajo) y Macu Cuello (batería, coros) presenta "Fuego".

Sístole pisa cada vez más fuerte en la escena local con sus sonidos alternativos, letras existencialistas y mucha distorsión. La banda rosarina formada por Diego Robertazzo (voz), Sebastián Ulloa (guitarra y coros), Fernando Raiz (guitarra y sintes), Eugenio Costa (bajo) y Macu Cuello (batería, coros) presenta "Fuego", su primer material discográfico, en el que despliega toda su impronta a través de doce canciones cargadas del mejor rock industrial y power pop.

   Antes de la presentación, Sebastián Ulloa, también líder de la banda Karnal (con la que presentó su primer disco homónimo hace pocos días), dialogó con Escenario sobre este ambicioso proyecto musical que renueva la escena local.

   —¿Cómo describís a "Fuego"? ¿Cómo va a ser el show de presentación del disco?

   —"Fuego" resume todo lo que venimos soñando en los últimos años. Creemos haber llegado a una identidad propia, con canciones muy cantables, pero con mucha fuerza. Y si bien nos fascinan las texturas sonoras de máquinas rítmicas y sintetizadores, tratamos de ubicarlas en su justa medida y que no distraigan al oído de la canción. El show va a ser nuestra versión viva del disco, que si bien recién sale, sigue mutando a través de los ensayos.

   —En las letras de Sístole indagan en cuestiones existenciales y en el amor y desamor, ¿los rockeros también lloran?

   —Habrá quienes lloran y quienes no. En nuestro caso, creo que la música es un desahogo.

   —Venís de presentar tu primer disco con Karnal y ahora lo hacés con Sístole, ¿en qué lugar te sentís como compositor, guitarrista y cantante en esta ciudad que se jacta de ser la cuna del rock?

   —Me siento orgulloso de ser parte de una ciudad que dio a luz a talentosos artistas, así como también siento compromiso y una enorme inspiración a la hora de componer para los dos proyectos de los que formo parte, Karnal y Sístole. También soy consciente de lo difícil que es jugarse por el rock sabiendo que el camino es largo y duro. Esto es puro amor al arte. Desgraciadamente, no veo una movida que ayude a las bandas rockeras aunque no sea lo que suena en la radio. Por eso hay que animarse y poner el corazón. Eso es rock, a eso lo llamo actitud.

Comentarios