Edición Impresa
Sábado 27 de Diciembre de 2008

SIN TITULO

El múltiple homicida, Bruce Pardo, antes de concretar la masacre en la casa de sus ex suegros, saludó a las 25 personas que estaban reunidas y les deseó feliz Navidad. Luego comenzó a disparar. La policía encontró dos pistolas entre las ruinas de la casa quemada y otras dos en la casa del hermano de Pardo, donde también había centenares de municiones.

El múltiple homicida, Bruce Pardo, antes de concretar la masacre en la casa de sus ex suegros, saludó a las 25 personas que estaban reunidas y les deseó feliz Navidad. Luego comenzó a disparar. La policía encontró dos pistolas entre las ruinas de la casa quemada y otras dos en la casa del hermano de Pardo, donde también había centenares de municiones.

Comentarios