Ovación
Jueves 13 de Octubre de 2016

Sin Messi no hay paraíso

Argentina no gusta, no gana ni golea. Pierde, empata y despierta cuestionamientos, que van desde el entrenador Edgardo Bauza a determinados jugadores. La selección, esa que debería ser de todos, no entusiasma. Genera amargura y dudas sobre el futuro. Todas las miradas recaen sobre el DT, que si bien hace poco puso el pie en este barco es el responsable del armado del equipo. De apostar a los mismos nombres de siempre y que hoy están en su máxima resistencia pública. Y que desata el análisis de siempre: sin Messi, Argentina no luce peligrosa. Lleva a que cualquiera se le anime y la lastime.

Todos los caminos conducen a esa deducción y elevan la importancia de la Pulga. Esa que estuvo en duda tiempo atrás y que llevó a que el diez decidiera alejarse de la selección. Argentina no sólo sufre la falta de fútbol, de sorpresa, de cierta dinámica y que el rival esté preocupado por un nombre, sino que sin Messi es un combinado. Sin sorpresas ni enjundia, la que muestran los futbolistas cotizados que brillan en los distintos clubes europeos en los que juegan, pero que con la celeste y blanca se apagan.

Si quedaba alguno que aún cuestionaba a Messi a esta altura debió borrar todas las palabras críticas que pudo endilgarle. Con Perú y el martes por la noche ante Paraguay la selección lo extrañó horrores. Porque en una acción la Pulga define cualquier duelo cerrado. Y así logra torcer el ánimo externo, ese cargado de desazón y una ola de críticas ante las adversidades. El argentino es un pueblo exitista, no hay dudas. Sólo importan los resultados y los segundos lugares prácticamente no sirven. No sólo es competir, si no también ganar. Una palabra de tan sólo cinco letras pero que define y mucho en el fútbol. Más aún en una selección donde hay matices: es ganar o ganar.

Así como Maradona marcaba la diferencia en la selección y se sentía su ausencia, hoy sucede exactamente lo mismo. Siempre dejando de lado esa pelea de que uno ganó un Mundial y otro no. Con las diferencias de estilo y personalidad que tiene uno y otro, hoy la Pulga es necesario. Es el único que puede modificar el estado de ánimo, interno y externo. El del plantel y el de la gente. Sólo él, con su magia e imán que posee. Y lo que puede contagiar con su calidad.

Argentina está en un momento complejo. Sacó un punto de seis posibles y con un juego deslucido. Lo que lleva a pensar que sin Messi no hay paraíso.

Poco tiempo

"Bauza lleva poco tiempo, no se puede jugar como él quiere de inmediato. Y la realidad es que a nivel de selecciones no hay tiempo para trabajar", indicó Higuaín.

Comentarios