Edición Impresa
Sábado 28 de Septiembre de 2013

Sin evitar debates

En su libro, Cuello retoma la mirada crítica de Antonio Elio Brailosky, al expresar que en muchos casos "la educación ambiental se ubica en el ámbito de las ciencias naturales exclusivamente, para evitar la discusión en el aula de los conflictos sociales asociados. Pero agrega que "en muchos otros, ni siquiera existe".

"Toda política tendiente a incorporar la educación ambiental en el sistema educativo debe ocuparse de la desertificación y sus causas, las montañas y la incineración de basura, los agroquímicos y agrotóxicos, la minería a cielo abierto, la contaminación química del suelo, aire y agua, las responsabilidaddes de los actores involucrados, el control y el descontrol, la corrupción que silencia, la ignorancia, el desinterés, los intereses y la desprotección que sufren los ciudadanos", indica Cuello en el capítulo "Reflexiones sobre la educación ambiental en Argentina".

Comentarios