Jubilados
Sábado 06 de Agosto de 2016

Simplifican la entrega de pañales en las farmacias a los afiliados al Pami

El colegio profesional del sector remarcó que se puede concurrir a retirarlos gratis con la receta del médico y negó distribución a domicilio.

El Colegio de Famacéuticos de Rosario advirtió que se están distribuyendo volantes en los que se indica a los afiliados al Pami que deben llamar a un número teléfonico para recibir pañales a domicilio. La entidad negó que esa sea hoy una práctica autorizada y anunció que el sistema de entrega gratuita en las farmacias sigue vigente y que desde septiembre se simplificará aún más.

   Si bien en algunos casos se venía llevando adelante la entrega a domicilio, la obra social de los jubilados detectó que muchas partidas se facturaban, pero no llegaban a los destinatarios.

   De este modo, y mientras se realizan auditorías para detectar irregularidades en la institución y transparentar la gestión, el instituto busca ahora optimizar la modalidad de reparto.

   Desde este mes, incorporó un nuevo sistema a través del que los beneficiarios podrán requerir sus pañales al médico de cabecera para luego, con la receta extendida por el profesional, concurrir al comercio más cercano a su domicilio para recibirlos.

   Este método convivirá hasta fin de mes con uno anterior, que obligaba al jubilado o pensionado inscribirse en la Unidad de Gestión Local de la obra social para que luego, a la hora de la entrega de los pañales en las farmacias, el personal de cada una validara el servicio antes de poner a disposición el producto.

   No obstante, a partir de septiembe, los pañales se proporcionarán solamente con la receta sin la necesdidad de hacer otro trámite.

   "Lo que además tiene que quedar claro es que no es cierto que la gente tenga que llamar a un teléfono para que le lleven el pedido", remarcó el presidente de Farmacéuticos, Cándido Santa Cruz.

   El directivo recordó por otro lado que la obra social pami tiene una deuda con las farmacias por el reparto de los pañales, pero "se prometió incluirla en un paquete de cuestiones impagas y abonarlas todas en tres meses".

   El monto del débito es para Santa Cruz hasta ahora "incalculable" en función de que Pami debe auditar todavía a quiénes les corresponde el pago y a quiénes no, porque había prestaciones irregulares.

En junio pasado, los atrasos en los pagos a las farmacias provocaron una medida de fuerza que dejó durante varias horas sin atención a los pasivos. Los colegas no tienen espalda para sostener esta situación", dijo Santa Cruz en aquella oportunidad.


Comentarios