Edición Impresa
Jueves 22 de Septiembre de 2016

Simplemente "La Colosio"

Victoria Colosio, "La Colosio", "La Vieja", "La Vicky" y algunos sobrenombres más que le fuimos poniendo a su persona aquellos que, como yo, tuvimos la suerte de que esta gigante de la danza y el arte se nos cruzara en el camino.

Victoria Colosio, "La Colosio", "La Vieja", "La Vicky" y algunos sobrenombres más que le fuimos poniendo a su persona aquellos que, como yo, tuvimos la suerte de que esta gigante de la danza y el arte se nos cruzara en el camino. En mi caso, la conocí en 1985. Por aquel entonces yo estudiaba danza clásica en la Escuela Municipal de Danzas y Arte Escénico "Ernesto de Larrechea", y conocía de nombre y trayectoria a Victoria. ¡Y qué trayectoria artística local e internacional tenía esa mujer! Un día la vida (Dios) quiso que la conociera. Me propuso tomar clases de tango con ella (vale aclarar que en esa época el tango estaba más que olvidado por estos lugares, y ella hizo posible con su tesón que volviera a resurgir. Es justo que la gente lo sepa. Todo lo que hay hoy en día de tango en nuestra ciudad lleva la firma indiscutible de Victoria Colosio. Habló, caminó, golpeó puertas, dialogó, gritó y volvió a arremeter sin descanso para que el tango se enseñara en las escuelas, entre muchas cosas más. Fue vanguardista con tremendo sentido de la estética y en los años '70 utilizo "The Wall" de Pink Floyd para crear una coreografía donde los bailarines lucían en sus ropas mangueras con luces de colores sobre el escenario a oscuras del teatro Fundación Astengo, creando el mágico efecto de las constelaciones de estrellas. Así como Amelita Baltar fue la que puso alma y voz a las canciones de Ferrer y Piazzolla, fue Victoria la que tomó las maravillosas interpretaciones de Astor para darle alma y vida con sus coreografías. No dudó en juntar dinero una y otra vez para pagar pasajes a bailarines que hoy están en distintas partes del mundo. No cobraba sus clases, era algo que no sabía como hacer. Los que fuimos alumnos y asistentes de sus clases, más de una vez nos pelemos para que entendiera que tenía que cobrar. "Está bien, está bien. De eso encárguense ustedes", terminaba diciendo, para después decirnos "me parece que ese nuevo quiere aprender pero no puede pagar, y quiero enseñarle". Nos acompañó en nuestras enfermedades, trámites, alegrías y tristezas. Fue declarada "Ciudadana Ilustre" en los '90. Avaló y supervisó cualquier proyecto artístico o de vida que le presentáramos con total respeto y vocación de maestra. Su carácter hizo que más de una vez nos alejáramos de ella, pero ella nunca se alejó de nosotros. Nunca le dijo "no" a cualquier manifestación cultural (imaginen que cuando la conocí y me invitó a tomar clases de tango le dije que era actor transformista, y lejos de escandalizarse me incorporó a su espectáculo "Poca cosa". Como a mí, incorporó, a lo largo de su vida, a actores, pintores, músicos, mimos, dibujantes, gente que venía de la capoeira, la esgrima. Por todo eso, en sus hoy colmadas espadas de maravillosa mujer nonagenaria es que un grupo de ex alumnos y amigos queremos homenajearla ofreciendo un show de café concert. Ponerle nombre al show no fue nada difícil, simplemente "La Colosio".

Mario Félix Carranza

DNI 13.795.814

Lo robado no es lavado

La diputada al Parlasur Mariana Zuvic está denunciando en los medios que los senadores kirchneristas del llamado Frente para la Victoria, se están oponiendo a la aprobación de la "ley de extinción de dominio". Esta ley, que ya tiene media sanción en Diputados, una vez sancionada permitirá recuperar lo robado a los argentinos durante el gobierno anterior. Ademas, denunció que jueces como Rafecas quieren llevar todo a "lavado de dinero", que prácticamente no tiene condenas ni obliga a devolver lo robado. Esto constituye un hecho sumamente grave. Debe exigirse a los señores senadores que tengan un mínimo de dignidad, y que piensen que primero está la patria, el pueblo que los votó, y por último los malos funcionarios que nos robaron.

DNI 11.708.448


Obras mal hechas en la ciudad

A la señora intendenta de Rosario, Mónica Fein. Soy un usuario permanente de la terminal de ómnibus de nuestra ciudad por razones laborales, y me entristece mucho la situación de la misma. Hace ya más de seis años que está en remodelación y todavía no está terminada. Qué se hizo, un montón de chapas, tornillos y remaches. ¿Donde quedaron las normas del buen arte en la construcción? Es realmente una vergüenza. Esto habla de una falta total de planificación, de gestión y de control de obra. Lo peor es que es dinero de la ciudad, de nuestros impuestos, que está malgastado. En el proyecto original que se exhibía en el ingreso por calle Cafferata, se observaba que en calle Castellanos se ingresaba y salía en diagonales con un espacio verde. ¿Y qué se hizo? Todas playas de estacionamiento (si uno mira el cordón original se da cuenta que la garita se puso después, a las apuradas) y un ingreso que ni siquiera se puede girar con el auto en una sola maniobra ya que es muy chico. Un despropósito, lo único que interesa es lucrar. Ni hablar del estado paupérrimo de la calle interior por donde circulan los ómnibus, y la cantidad de perros que hay dentro de la misma. La iluminación con todos los cables de columna a columna, bien como una villa de emergencia nada de caños enterrados. Las dársenas para subir al transporte urbano y a los taxis por calle Santa Fe dan pena, un día de lluvia es imposible no mojarse completo. El ingreso por Constitución, por ahorrar en no hacer el puente, la gente sigue pasando por entre los colectivos en las plataformas, se podría haber aprovechado lo existente (sobre calle Córdoba), hacer el puente y dársenas para taxis y ómnibus urbanos. Las boleterías, bares, realmente da pena ver lo que construyeron. Qué poco conocimiento de obra y funcionalidad. Al igual que la estación de trenes, todo mal hecho, dinero malgastado, cosas superficiales, realmente nadie está a la altura de las necesidades de la ciudad. Ni qué hablar la esquina de Avellaneda y Pellegrini, que por no colocar un semáforo de cuatro vías que permita doblar a la izquierda hacen doblar por calle Lima y luego por Montevideo a todos los ómnibus que vienen por la autopista Rosario-Córdoba. ¿Quién es el inteligente que está a cargo de Tránsito en esta ciudad?

Hugo Montero

DNI 16.155.627


Horrible servicio de Telecom

Por un error involuntario pagué dos veces la factura de Telecom del mes de agosto, una por Home Banking y la otra personalmente en el banco. Comunicado este hecho y solicitado a la empresa que imputara el pago a la factura de julio (la diferencia entre ambas era de unos pocos centavos), la empleada que atendió manifestó que así se haría sujeto a la condición de que se enviara por mail copia de la factura con el sello bancario y brindó el número de trámite asignado. Inmediatamente, se dio cumplimiento a lo solicitado y no obstante, el sábado pasado (17/09) cortaron el servicio para hacer llamadas. Consultada la empresa, dijo que figuraba impaga la factura de julio (es decir, que de nada sirvieron las gestiones realizadas con anterioridad), que la pagara, diera aviso de ello y que "el sistema" había imputado el pago efectuado demás a la factura de septiembre. A pesar de haber hecho eso (con el único fin de no alterar más mi ritmo cardíaco), no recuperé el servicio hasta el momento. En nombre del "sistema" se actúa en perjuicio del cliente y rápidamente en favor de la empresa. En esta compañía de comunicaciones, la comunicación no funciona. Me exigen el pago y no restituyen el servicio. ¿Por qué razón, que sólo puedo calificar de arbitraria, no imputaron el pago? ¿Quién los controla? ¿Quiénes permiten que esto sea así? ¿Hay que ir a la Comisión Nacional de Comunicaciones para que tarde meses y meses en concretar una audiencia de conciliación? ¿Me van a descontar los días sin servicio o tengo que llamar para pedirlo así me dan un número de trámite que me conducirá a mi propio entierro? "Tantas veces me mataron, tantas veces me morí...". Solicito a quien corresponda, tome cartas en el asunto; a aquellos usuarios que tengan problemas, que reclamen aunque sea desgastante porque de lo contrario somos funcionales a estas políticas autoritarias y estafadoras. Por mi parte, ejerceré el poderoso derecho de no ser más usuaria del "servicio" de Telecom.

Cecilia Marcela Díaz


El reclamo de la sociedad

Es la sociedad en pleno la que reclama seguridad. Estamos en tiempo de un descalabro tremendo en la seguridad pública en el país, pero el epicentro es Santa Fe. Los crímenes se despliegan con una impunidad total. El volumen de muertos es impresionante y las estadísticas incomparables. Sumados Rosario y la ciudad capital de la provincia el número de muertos es monumental. La desaprensión con que las autoridades del Estado responden a los requerimientos de las víctimas, o sus deudos, es todavía más sorprendente. Pero, cuidado, que es la sociedad la que se ha puesto de pie y cuando ella se altera por desatención del poder público suele hacer sonar el escarmiento comenzando por movilizarse por las calles. Su demanda hoy es que sean cubiertas las necesidades primarias de protección a sus vidas, pero de no ser escuchado ese cuerpo social, continuará con los cacerolazos y terminarán pidiendo que se vayan. Y esa no es la solución que se debe impulsar. Es importante que presten atención a los requerimientos de esta sociedad, es decir de este pueblo, pues en definitiva es en quien recae la soberanía. Que no divaguen tanto en idas y venidas discutiendo a quien le corresponde hacerse cargo de nuestra integridad, sería más serio que a cambio de tantas conferencias de prensa tomen el toro por las astas y se dirijan a cada uno de los bunkers o donde puedan patear el tablero para desmoronar este desquicio de nítida corrupción, inaceptable e imposible de seguir prorrogando.

Héctor Malvar


Un envión a la causa Nisman

Las esperanzas resurgen y alientan cuando nos damos cuenta de que no todo está perdido en este país que trata de encontrar el rumbo. Me refiero a la reciente noticia que, por fin, la causa de la muerte del fiscal federal Alberto Nisman, pasa a la Justicia Federal en poder del juez Julián Ercolini, juez en lo Criminal y Comercial Nº 10 de la Capital Federal. Estaremos pendientes y atentos a los nuevos acontecimientos que la sociedad esperó durante mucho tiempo perdido por los intereses particulares de los que han actuado deslealmente para que no se llegue a la verdad.

Alba Cuozzo

Capital Federal


Un aporte por la inseguridad

Imposible ignorar la cantidad de reuniones de todos los poderes, organizaciones, fuerzas de seguridad, sobre el tema del delito. Por eso pienso que de todos los concurrentes a esas reuniones habrá alguno que lea esta carta. Simplemente sugiero que, así como se hacen razias en repuesteros para desalentar los robos de automotores, se intente algo parecido con quienes andan ofreciendo celulares a sugestivos bajos precios. Porque no podemos pensar que los miles de celulares que se roban habitualmente sean para formar colecciones privadas de algún fanático en este rubro. Estoy seguro que a alguien ya se le debe haber ocurrido pero no viene mal alguna insistencia. Quizá no sea la solución total pero vaya a modo de colaboración.

Enzo Ventura

DNI 11.468.141

Comentarios