La ciudad
Sábado 04 de Junio de 2016

Siete de los hoteles más importantes de Rosario fueron allanados por prostitución VIP

Ocho conserjes de esos hospedajes de categoría fueron detenidos por facilitar y explotar la actividad sexual, además de dos proxenetas.

Siete de los hoteles más importantes de Rosario fueron allanados ayer en medio de un megaoperativo simultáneo que logró desbaratar una red de prostitución VIP en la ciudad. Diez personas fueron detenidas, entre ellas ocho conserjes y dos proxenetas que manejaban un privado, por facilitamiento y explotación de la prostitución. La investigación arrancó con una llamada anónima a la línea 145 contra la trata. Cuatro trabajadoras sexuales fueron rescatadas y quedaron bajo protección de un equipo interdisciplinario. Hoy se efectuará la audiencia imputativa en Tribunales. Las penas podrían llegar a seis años de prisión.

En total se concretaron 13 allanamientos que fueron realizados entre la noche del jueves y la madrugada de ayer por la Agencia de Investigación sobre Trata de Personas, con el apoyo de diferentes áreas de la policía provincial.

Participaron 110 efectivos de la Tropa de Operaciones Especiales, Grupo de Acción Táctica y Policía de Investigaciones. En los operativos se secuestró un vehículo de alta gama y un arma de fuego.

El subsecretario de Investigación Criminal y Policías Especiales, Rolando Galfrascoli, resaltó que los resultados fueron "importantes ya que se pudo dar con una organización compleja que actuaba en el centro de la ciudad, principalmente en hoteles de importancia".

En declaraciones a La Ocho, Mónica Viviani, directora de la Agencia Provincial contra la Trata de Personas, reconoció que el procedimiento no registraba antecedentes similares en Rosario por la magnitud del despliegue y los hospedajes involucrados.

"Se realizaron varios allanamientos simultáneos en diferentes puntos de la ciudad. En primera instancia, se allanó un privado, donde se detuvo al dueño del lugar y se asistió a cuatro mujeres, que fueron trasladadas por el equipo interdisciplinario a la Fiscalía de Delitos Sexuales a cargo de Marianela Martín y Matías Ocariz".

Viviani agregó que también hubo operativos "en conserjerías de diferentes hoteles de la zona céntrica de Rosario. Allí se detuvo a ocho empleados, que hacían de nexo entre el privado y los pasajeros del hotel que requerían los servicios que se ofrecían en ese departamento. Producto de ese contacto, los conserjes se quedaban con un porcentaje de lo que percibía la chica".

La funcionaria remarcó que los encuentros entre las mujeres y los clientes "se concretaban en los hoteles, no en los privados. Con la acción de los conserjes, las chicas iban al hotel. Todo esto tenía un costo extra en el servicio, con una parte para el dueño del privado, otra para la chica y otra parte para el conserje".

Viviani relató que la investigación se inició "con una denuncia anónima que les llegó a los fiscales Martínez y Ocariz a través de la línea telefónica (federal contra la trata) 145. Ellos derivaron el expediente a la Agencia de Trata de Personas. Este organismo reunió los elementos necesarios para que los fiscales pudieran proceder y como último paso se realizaron estos allanamientos".

Según trascendió de fuentes judiciales, los procedimientos se realizaron en los hoteles Holliday Inn (Dorrego al 400), Holliday Inn Express (Salta al 1900), Presidente (Corrientes al 900), Libertador (Corrientes al 700), Ariston (Córdoba al 2600), Riviera (San Lorenzo 1400) y Plaza (Barón de Mauá 26).

Desde la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica de Rosario (Aehgar) apoyaron la investigación judicial y tomaron distancia de las responsabilidades penales, que deslindaron en los conserjes involucrados (ver aparte).

La funcionaria añadió que los detenidos enfrentarán en principio una acusación por facilitamiento y explotación económica de la prostitución.

"Es un delito que prevé penas que arrancan en los cuatro años de cárcel y pueden llegar hasta los seis", precisó.

La audiencia imputativa será hoy, a las 9, en Tribunales. Los fiscales Martín y Ocariz solicitarán al juez Gonzalo López Quintana restricción de la libertad para algunos imputados, todos por facilitación y explotación de la prostitución.

Comentarios