Banda de Los Monos
Martes 23 de Agosto de 2016

"Siento temor por las amenazas, como lo sentiría cualquier ser humano normal, sino sería un loco"

El juez Edgardo Fertitta habló sobre las amenazas que recibió en su despacho por parte de integrantes de la banda de Los Monos. "Estuve todo el fin de semana encerrado en mi casa como medida de resguardo", dijo esta mañana.

El juez Edgardo Fertitta habló esta mañana sobre las amenazas por medio de llamadas telefónicas que recibió en su despacho luego de rechazar un pedido de traslado de "Guille" Cantero, uno de los miembros de la banda de Los Monos alojados en el penal de Rawson. "Por supuesto que me da temor. Cualquier ser humano normal sentiría temor, sino sería un loco. Estuve el fin de semana encerrado en mi casar".
"Que se meta el traslado donde ya sabe y que lo voy a matar", fue la última intimidación que escucharon vía telefónica en las oficinas del juzgado de Sentencia a cargo de Fertitta.
"Hice la denuncia en el Ministerio Público de la Acusación, donde actuaron con una celeridad importante. Detectaron que la llamada provenía de Rawson y ahora estamos a la espera de unos informes sobre si hay grabaciones de las llamadas. No es para nada normal que un preso se comunique a un juzgado. Me llamó la atención, la primera verz, porque estando alojado en Rawson consiguió el teléfono del juzgado. Puede ser que alguien le haya alcanzado la guía judicial de Rosario, pero no es algo común, para nada", afirmó el juez.
"Es todo una cuestión de intimidación. Buscan lograr lo que no pudieron lograr. El dice ser Cantero. No sé fue él. Eso lo dirá alguna filmación. Tiene que haber alguna grabación, porque por norma se tienen que grabar las comunicaciones desde esos teléfonos. Después, el juez determinará si fue o no Cantero realmente o si fue otra persona", afirmó.
Fertitta ratificó que la llamada "proviene de Rawson. Desde que hicimos la denuncia y se dio a publicidad dejé de recibir amenazas. Pero esto afecta una vida normal como de cualquier ciudadano que no puede salir ni siquiera a comer. Estuve todo el fin de semana encerrado en mi casa como una medida de resguardo", añadió en contacto con LT3.
Fertitta aclaró que el no ordenó el traslado de Cantero al sur. Fue el juez federal Marcelo Bailaque "cuando detectó que la banda estaba operando dentro de la cárcel. Se detectó un nuevo hecho de tráfico de drogas y el doctor Bailaque ordenó el traslado".

Comentarios