Ovación
Viernes 17 de Junio de 2016

Siempre piensa en un rosarino

El Tata Martino no confirmó el equipo para jugar mañana ante Venezuela por cuartos en Boston. La duda, Gaitán o Lavezzi

Siempre tiene un rosarino a mano Gerardo Martino. Será la transmisión sanguínea o, como en este caso, la posible maqueta del partido que se imagina. Pero lo cierto es que los jugadores de la ciudad le tiran al Tata. Por eso no habría que sorprenderse si mañana por los cuartos de final ante Venezuela, Ezequiel Lavezzi aparece entre los titulares. Es una posibilidad que maneja el DT. Es cierto, las mayores chances de integrar la formación de arranque hoy las tiene Nicolás Gaitán, pero siempre hay que ponerle algunas fichitas al Pocho.

Lavezzi estuvo entre los once el martes en la goleada contra Bolivia en Seattle y además conoce muy bien lo que quiere Martino de él. Ya luce recuperado de la lesión con la que vino a la Copa América Centenario y nadie duda de que es un valor de primer recambio para el entrenador. Ni hablar como engranaje para aceitar la armonía grupal. Es un tipo muy afín a Leo Messi y ya con eso no hay más nada que agregar.

Las crónicas periodísticas que llegan desde Boston dan por hecho la titularidad de Gaitán. También hay sobrados motivos para asegurarla por lo bien que jugó contra Chile y Panamá. Pero todo dependerá del trámite que espera Martino. Tanto Gaitán como Lavezzi, uno más que otro, le ofrecen al Tata un abanico de variantes posicionales cuando el equipo está en pleno retroceso. Una cuestión que el DT la contempla de sobremanera porque no quiere que el equipo se le descompense.

Por esto debe entenderse que Lavezzi no sólo irá para adelante como una locomotora cuando Argentina mire de frente el arco venezolano, sino que también deberá tener ensayado el ejercicio de volver con el volante que se mueva por su lado. Gaitán también lo sabe hacer. De hecho, lo cumplió con el oficio de un volante de los que ahora llaman mixtos en el debut contra Chile.

Quizás la ventaja que le saca al Pocho (lo adoptamos como rosarino más allá de que es de Villa Gobernador Gálvez) es que Gaitán logre explorar mejor los espacios que seguramente entregará Venezuela cuando incline algún contrataque por el sector izquierdo. Si juega el ex jugador de Boca, la zona de ataque estará conformada por Messi, Higuaín y Gaitán. Ah, un detalle para nada menor. Mañana se producirá el debut de Messi en la Copa América 2016 como titular. No estuvo contra Chile, sólo disputó media hora con tres goles ante Panamá y el martes ingresó en el complemento.

Ese entramado ofensivo tiene más lógica que si Lavezzi se corre a la izquierda en lugar de Gaitán. La función la cumplió mil veces en el proceso de Alejandro Sabella y eso el Tata lo sabe. Por eso duda. Además, como ya tiene definido que Biglia recuperará la titularidad y se posicionará junto en el medio con Banega y Mascherano, tal vez con Lavezzi en la doble función el equipo conviva con algún entrevero no demasiado conveniente para un partido dependerá casi exclusivamente de lo que haga Argentina. No más que eso. Ni para agarrarse de los pelos y ni para decir "qué estamos viendo".

Tampoco es que Argentina, con Lavezzi de volante y delantero, propondrá una selva de piernas en la zona media.

La práctica de ayer en la Universidad de Harvard no sirvió de mucho para detectar qué anda pergeñando Martino. Hasta ahora el DT rosarino vino diciendo una cosa en las conferencias de prensa y después no respetó con los hechos lo que dijo en palabras. Está en todo su derecho de hacerlo. La duda más cruel para definir si juega Gaitán o Lavezzi (en ese orden) es leerle el pensamiento al Tata con relación al rival. Se lo escuchó elogiarlo bastante a Venezuela, sobre todo en el triunfo contra Uruguay y en el empate frente a México.

Si algo no hace Martino es comerse el discursito de que el partido ya se ganó sin jugar. Lejos está de subestimar al adversario que tendrá mañana en cuartos de final en el estadio Gillete de Foxborough. Al contrario. Cree que la condición anímica de Venezuela será una barrera difícil de derribar si Argentina no le convierte un gol de entrada.

El resto del equipo para buscar semifinales lo tiene bastante aceitado. Será con Romero; Mercado, Otamendi (ayer no entrenó por un cuadro de faringitis pero llegará), Funes Mori y Rojo; Banega, Mascherano y Biglia; Messi, Higuaín y Gaitán o Lavezzi.

De dos últimos apellidos habrá lugar para uno. Todo parece que será Gaitán. Pero nunca hay que darlo por sentado con Martino. Más sabiendo que al Tata los jugadores identificados con nuestra ciudad le generan una valoración especial. Y vaya si por las venas de Lavezzi corre sangre de los potreros de Villa Gobernador Gálvez y Rosario.

Comentarios