Ovación
Sábado 29 de Octubre de 2016

"Si pegamos el golpe, nos van a mirar distinto"

Diego Osella entiende que a Newell's por ahora no se le presta mucha atención, algo que puede cambiar si vence a San Lorenzo.

Si bien Diego Osella siempre se muestra cauto, mantiene los pies sobre la tierra y no mira más allá de lo que tiene por delante en lo inmediato, los buenos resultados y la resonante victoria contra Central lo animaron a ubicar a Newell's en un rol protagónico en el torneo como hasta el momento no había sucedido. Y tiene justificativo. "Si pegamos el golpe de ganar este partido (por el de San Lorenzo), nos van a empezar a mirar distinto", manifestó ayer el técnico durante la conferencia de prensa que brindó en Bella Vista.

La expresión de Osella se circunscribió, según entiende, a la mirada que tiene la prensa de Buenos Aires acerca del conjunto rojinegro. O mejor dicho, a no ponerse a observar detalladamente lo que está haciendo la Lepra. El entrenador considera que no se le presta atención a Newell's, aunque inmediatamente manifestó con una sonrisa que de alguna manera prefiere que su equipo pase desapercibido y tenga un perfil bajo: "Si pegamos el golpe de ganar este partido, nos van a empezar a mirar distinto, aunque así como nos miran ahora me queda comodísimo. Que se hable del primero y se salte al tercero está bueno porque siempre me gustó el bajo perfil (risas)", manifestó.

"Veo que en Buenos Aires se habla del primero, saltan al tercero, y a nosotros no nos nombran. Es parte del juego y eso no nos queda incómodo", agregó.

Osella es consciente de que la obtención de los tres puntos ante al Ciclón será un buen aliciente considerando que se trata del partido posterior al clásico. Es que representa todo un desafío no relajarse luego de semejante victoria conseguida ante el rival de toda la vida.

"Los posclásicos siempre cuestan. Nos hemos sacado una mochila muy grande, necesitábamos ganarlo como sea y lo hicimos. Ahora durante esta semana hubo que trabajar muy bien el descanso y tener bien claro el mensaje que se le bajó al futbolista para tratar de no decaer en lo que sigue", expresó.

Para dar tal "golpe" pretende desarrollar la línea de juego habitual de local, con "el desafío" de hacerlo ante un rival de categoría.

"Jugaremos como lo venimos tratando siempre y mostrando de local. Hay que tratar de hacer una presión alta, de tener buena circulación de balón. Esta cancha le queda cómoda a Maxi, Formica, Quignon, que son jugadores de buen pie. Esperemos sostener eso", señaló.

"El desafío es hacerlo contra este rival, por lo que significa, por lo que viene haciendo. Ojalá que podamos estar a la altura y de que al equipo se lo empiece a mirar de otra manera", planteó.

Osella no minimizó a San Lorenzo, que se presume que presentará una formación alternativa. "Tiene un plantel numeroso, un juego importante, con un gran nivel. Puede jugar Tino Costa, Belluschi, Bergessio. Es un rival de mucho cuidado", dijo.

Osella seguramente tendrá un recibimiento especial en el Coloso por la victoria contra Central. Pero entiende que el reconocimiento es "para los jugadores, que son quienes se lo merecen. Será una fiesta, con este condimento que es haber ganado el clásico después de tanto tiempo".

"Por mi parte tengo bien en claro como sobrevivimos (por el cuerpo técnico). Ganando somos lindos, perdiendo somos feos. Ya me acostumbré a eso", afirmó el entrenador leproso.

Comentarios