Edición Impresa
Lunes 11 de Mayo de 2009

Si no hay moderador, yo me propongo

El senador Reutemann dijo ofuscado la semana pasada: "Que Binner se dedique a gobernar; la verdad, no me interesa lo que dice ni tampoco contestarle". Al escuchar esa frase pensé “qué lástima”, cuánto enriquecería a la política santafesina que periódicamente, o al menos en las campañas electores, haya debates públicos entre los distintos líderes políticos o candidatos. A mí y creo que a toda la ciudadanía nos interesa escucharlo a Binner y también a Reutemann, porque son los dos líderes que manejaron y manejan los destinos públicos de esta provincia. Y es más, ambos incluso tienen aspiraciones presidenciales, con lo cual quiero que expliquen su pasado, que rindan cuentas del presente y que opinen del futuro. ¿Pido mucho?...

El senador Reutemann dijo ofuscado la semana pasada: "Que Binner se dedique a gobernar; la verdad, no me interesa lo que dice ni tampoco contestarle". Al escuchar esa frase pensé “qué lástima”, cuánto enriquecería a la política santafesina que periódicamente, o al menos en las campañas electores, haya debates públicos entre los distintos líderes políticos o candidatos. A mí y creo que a toda la ciudadanía nos interesa escucharlo a Binner y también a Reutemann, porque son los dos líderes que manejaron y manejan los destinos públicos de esta provincia. Y es más, ambos incluso tienen aspiraciones presidenciales, con lo cual quiero que expliquen su pasado, que rindan cuentas del presente y que opinen del futuro. ¿Pido mucho?

Binner, que se ve forzado a salir en ayuda del candidato a senador Giustiniani frente a la desventaja que marcan las encuestas a favor de Reutemann para los comicios del 28 de junio, viene apuntando munición gruesa contra el ex mandatario santafesino: “Fue menemista, después kirchnerista para luego ser antikirchnerista”, “Reutemann no puede caminar por las calles de Santa Fe, ni entrar a un café", y además denuncia las supuestas responsabilidades de Reutemann en dos tragedias que vivió la provincia: las muertes de diciembre de 2001 y las inundaciones en la ciudad de Santa Fe.

¿Pero por qué los santafesinos no podemos presenciar una serie de debates de los candidatos sobre estos temas que subraya Binner, que no son de la vida privada de nadie, sino de asuntos de interés público? ¿O por qué en ese debate Reutemann no le puede pedir públicamente explicaciones a Binner o Giustiniani sobre la participación del socialismo en la Alianza que llevó a De la Rúa a la Presidencia o qué ha mejorado desde que el socialismo gobierna la provincia de Santa Fe? ¡Qué bueno e interesante sería escucharlos confrontar ideas en una seire de debates públicos, en vivo y televisado para todos los santafesinos!

Es verdad que los argentinos no tenemos una cultura de debate político. En los Estados Unidos ni se les ocurre a los candidatos faltar a uno. Serían sancionados socialmente. Pero acá, lamentablemente, eso no ocurre. Incluso, los debates electorales en argentina dependen de una regla no escrita que manejan los consultores políticos: "Quien va ganando, no debate".

El senador Giustiniani, candidato a la reelección, desafió la semana pasada a Reutemann a un debate para que la gente tenga mayores elementos antes de votar. ¡Muy buena propuesta! Pero seguramente el socialista reclama ahora esa instancia porque va segundo en las encuestas, porque si estaría liderándolas seguramente no hubiera hecho el mismo ofrecimiento, tal como se negó sistemáticamente Binner cuando fue candidato a gobernador ante la insistencia de Rafael Bielsa. Es que a Binner, en ese momento, al igual que a Reutemann, por estos días, las encuestas le favorecían.

Por ello, más allá de las especulaciones mezquinas de cada fuerza política, se debería tomar la decisión de mejorar las prácticas políticas y democráticas, y una forma es que todos asuman de aquí en más el compromiso de los debates públicos previos a las elecciones.

Y si el problema para realizarlos es que no consiguen moderador, yo me propongo para esa tarea, aunque admito que hay periodistas de TV que lo podrían hacer mejor.

Comentarios