Inseguridad
Viernes 19 de Agosto de 2016

"Si estas personas hubiesen estado presas no hubieran cometido los últimos homicidios"

Así se refirió el ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro, en una conferencia que brindó esta tarde para hablar de la escalada de violencia que hay en Rosario. Pidió que en materia de seguridad, "nadie" de los que tienen responsabilidad "se puede hacer el boludo", en obvia alusión a los jueces, especialmente los garantistas.

El ministro de Seguridad de la provincia, Maximiliano Pullaro, declaró la emergencia en seguridad en Rosario, aseguró que "los que tenemos responsabilidad en cuestiones de seguridad no nos podemos hacer los boludos", advirtió que los 120 ó 130 patrulleros que hay en la calle "no alcanzan" y admitió que si bien desde el Poder Ejecutivo le están poniendo mucha voluntad para afrontar los problemas, solicitó que "las otras patas se tienen que hacer responsables (en alusión a los jueces y la justicia)".
"Se declaró la emergencia en seguridad, con lo cual Rosario, la provincia y la Nación ahora están en esa situación", sentenció el ministro Pullaro durante una conferencia de prensa que convocó esta tarde en la sede de Gobernación para hablar sobre los casos policiales de las últimas horas.
"En cuestiones de seguridad no nos podemos hacer los boludos", aseguró, al tiempo que sentenció que "vamos a tener las cárceles llenas de delincuentes".
"Tenemos que mejorar en todo el trabajo que estamos haciendo, pero hay una discusión en profundidad y en un momento de dolor como éste tenemos que dar una discusión de fondo. Ninguno de los que tenemos responsabilidad en la seguridad nos podemos hacer los zonzos, ninguno de los que tenemos responsabilidad nos podemos hacer los boludos. Acá en el poder Ejecutivo desde hace mucho le ponemos mucha voluntad, pero hay otros patas que también se tiene que hacer responsables", analizó el ministro en obvia alusión a los jueces, en especial a aquellos garantistas que alivianan las penas.
Y fundamentó sus dichos en algunos ejemplos recientes, muy concretos y duros. "Ayer hubo seis condenas, pero también seis prisiones domiciliarias", aseguró antes de meterse de lleno en los homicidios de los últimas horas. "Una persona fue condenada a 13 años por un homicidio calificado y agravado por el vinculo (N.deR: en referencia al caso de Sosa Bernard, quien mató a su novia en 2008 y en 2010 fue condenado a 13 años, pero a partir de 2015 gozó de libertad condicional). En otro país, a los que asesinaron a las chicas mendocinas les dieron 40 años por el mismo delito (se refiere a Ecuador). Pero también aquí se lo podría haber condenado a 24 o 30 años, pero algún garantista de nuestra provincia le dio 13, que para la justicia no son 13, fueron 6 y esa personas volvió a matar. Y las personas que cometieron los últimos homicidios en la ciudad de Rosario tenían reiteración de delitos. Si hubiesen estado presos la realidad es que no hubiesen cometido esos delitos", argumentó Pullaro.
Enseguida, el ministro se refirió a que en más de una ocasión al Poder Ejecutivo provincial se lo critica porque "tenemos las comisarías llenas de delincuentes y vamos a trabajar para seguir teniendo las comisarías llenas".
Trascartón admitió que "ayer pasamos un día horrible, porque fuimos a hablar con los papás de Nahuel, cuya muerte nos dolió mucho, porque es un joven que no merecía morir así, en manos de un malnacido que lo mató para robarle un celular. Y hoy está preso, como está presa la persona que mató a Fabricio (Zulatto), como las personas que mataron hoy al comerciante. Nos duele profundamente, pero también nos duele la muerte de los pibitos de anoche, más allá de que se hable de un ajuste de cuentas".

Comentarios