Seguridad vial
Domingo 11 de Septiembre de 2016

Serodino pidió radares a la provincia en el tramo urbano de la ruta 91

La comuna de Serodino solicitó a la Agencia Provincial de Seguridad Vial (APSV) la fiscalización de la velocidad de los vehículos mediante radares.

La comuna de Serodino solicitó a la Agencia Provincial de Seguridad Vial (APSV) la fiscalización de la velocidad de los vehículos mediante radares. El pedido se apoya en la reconstrucción de la ruta provincial 91, obra próxima a completarse en el tramo entre la ruta 11 y esa localidad, que modifica el aspecto del casco urbano y las condiciones de circulación, lo cual genera preocupación por los posibles excesos de velocidad.

La reconstrucción de la ruta provincial 91, cuya primera etapa va desde la ruta 11 hasta Serodino, ha renovado la localidad, ante lo cual fuentes de la comuna indicaron que se están realizando gestiones para colocar radares "al igual que lo hizo la comuna de Monje sobre la Ruta 11", ejemplifican.

"Fuimos a capacitarnos al Nodo Rosario con funcionarios de la Agencia Provincial de Seguridad Vial. Están trabajando en conjunto en esta problemática y la ruta 91 quedó bárbara, pero es terrible la velocidad", admitió la presidente comunal de Serodino, Mónica Stumpo, en declaraciones al portal InfoMaciel.

Allí, Stumpo planteó el tema para delinear un plan estratégico y gestionar radares de control de velocidad para la ruta 91, sobre el casco urbano. "Pedimos lomos de burro pero están prohibido, así que las opciones son reductores de velocidad o radares", explicó.

En ese sentido, desde la comuna adelantaron que mañana arribará a Serodino funcionarios de Vialidad provincial para analizar las posibilidades y firmar un convenio en ese sentido. "Los semáforos son muy caros para nuestra comuna y estamos en tratativas para concretar el proyecto de circunvalación que ayudaría a sacar el tránsito pesado del centro del pueblo", indicó Stumpo.

Además, la jefa comunal señaló que están en contacto con otros municipios que ya implementaron los radares, como el caso de Monje, y donde las experiencias son buenas. "Estuvimos comunicados con Monje y otra localidad. La gente cuando ven el cartelito del radar frena, somos hijos del rigor lamentablemente", manifestó.

Al mismo tiempo, la comuna está finalizando la obra para contar con un edificio propio donde se aloje el Juzgado de Faltas, y si bien la ruta ya está transitable, aún resta la inauguración formal, algo que sucederá una vez que finalicen las últimas tareas de iluminación y desagües.

Serodino busca sumarse al programa de la provincia para fiscalizar la velocidad por radar, sistema al que ya se sumaron Rafaela, Funes y Roldán, entre más de 25 localidades que hicieron la petición en ese sentido, tal como lo informó a LaCapital el director de Gestión de la APSV, Hernán Matich.

Comentarios