Información Gral
Lunes 13 de Febrero de 2017

Serían cinco los asesinos de las dos turistas mendocinas en Ecuador

A un año del crimen de María José Coni y Marina Menegazzo, dos de los responsables fueron condenados y ahora se juzgaría a un tercero.

Los investigadores del crimen de las turistas mendocinas María José Coni y Marina Menegazzo, asesinadas en febrero del año pasado en la comuna ecuatoriana de Montañita, creen que, en total, fueron cinco los homicidas, de los cuáles resta identificar a dos, informó a Télam una fuente con acceso al expediente. La hipótesis fue sostenida desde siempre por los familiares de las jóvenes asesinadas, por lo que se hará una tercera investigación.

Por el doble crimen ya fueron condenados a 40 años de cárcel Alberto Segundo Mina Ponce (33) y Aurelio Eduardo "El Rojo" Rodríguez (39), mientras que José Luis Pérez Castro está con prisión preventiva desde noviembre pasado.

Osiris Sánchez, abogado de las familias de las víctimas en Ecuador, explicó que en las próximas horas se vence el plazo para cerrar la instrucción de la causa a Pérez Castro, tras lo cual la fiscal María Coloma Pazmiño deberá decidir si eleva el expediente a un tribunal de juzgamiento para que se lleve a cabo el debate oral.

Para el letrado, "hay una evidencia vinculante categórica (por el ADN) que es prueba suficiente para que se lo llame a juicio en el grado de autor; de ahí en adelante tendrá que demostrar por qué estaba su perfil genético en la escena del crimen".

Según la propia fiscal Coloma, el perfil genético de este imputado fue encontrado "mezclado" con el de las dos víctimas y con el de Mina Ponce.

Sánchez indicó que la defensa de Pérez Castro presentó la coartada de que el ADN fue hallado en "sangre con saliva proveniente de una muela no curada", la cual recién fue atendida por un especialista en marzo del año pasado, es decir, después de los homicidios.

Y recordó que este acusado es hermano de la persona que encontró los cuerpos y que había trabajado con "El Rojo" Rodríguez en el mismo hotel y que luego de que los echaron de allí se fueron a vivir a la casa de Mina Ponce.

"Nadie hospeda a un desconocido o a un enemigo", opinó el letrado y señaló que espera que Pérez Castro "hable" y diga quién más está involucrado.

En tanto, Sánchez confirmó que durante esta segunda etapa de la investigación se hallaron otros dos perfiles genéticos en la escena del crimen los cuales aun no fueron identificados y lo que lleva a creer que, en total, los asesinos fueron cinco.

De acuerdo al letrado, estos dos nuevos ADN se encontraron en una toalla y en una pared de la casa donde atacaron a María José (21) y Marina (22).

Los cuerpos de las dos mochileras fueron encontrados envueltos en plástico y con cinta de embalar en una zona de vegetación próxima a las playas de Montañita, a unos 200 kilómetros de Guayaquil, en Ecuador, el jueves 25 y el sábado 27 de febrero de 2016, respectivamente.

Las chicas habían tenido su último contacto telefónico con sus familiares el lunes 22 de febrero y planeaban regresar a Argentina cuatro días después.

Durante el debate oral, la médica forense Linda Mena declaró que María José se resistió, fue asesinada de un golpe en el cráneo y tenía lesiones de intento de abuso sexual, mientras que Marina recibió seis puñaladas en el cuello, una de las cuales le rompió la médula, y tenía signos de haber sido maniatada.

La madre de María José, Gladys Steffani, pidió que se busquen "a los verdaderos culpables, no me convence todo esto (las investigaciones), porque seguimos sin saber quiénes tramaron todo, del 22 al 29 de febrero. Sigo afirmando que hay otra gente involucrada y esto me da más claridad de que la policía está metida", aseguró.

Comentarios