Información general
Sábado 07 de Enero de 2017

Sereno, el caballo que conmovió al mundo al llorar sobre el ataúd de su dueño

El animal formó parte del cortejo fúnebre que acompañó a Wagner Figueiredo, quien falleció en un accidente de moto, y ahora quedó bajo los cuidados del hermano de quien fuera su propietario

Durante ocho años, Wagner Figueiredo, un empleado del municipio brasileño de Cajazeiras, en el estado de Paraibá, que se dedicaba a controlar ganado montado en su caballo Sereno, compartieron muchas horas juntos y se hicieron inseparables.
Sin embargo, el destino le jugó una muy mala pasado al jinete, quien el primer día de 2017 sufrió un trágico accidente en su moto que le costó la vida.
El hermano de Wagner, Wando de Lima, al organizar el funeral tuvo en cuenta desde un primer momento que el caballo debía estar en primer lugar despidiendo a su hermano muerto, conociendo la historia de amor y compañerismo y el fuerte lazo que se había desarrollado entre ambos.
Embed
"Ese caballo era todo para Wagner", contó Wando, que se convirtió e su cuidador a partir de ahora. "Va a ser siempre parte de la familia", dijo.
Mientras se realizaba la ceremonia funeraria el día siguiente al accidente, sucedió un hecho conmovedor: al momento de subir el ataúd de Wagner al vehículo que lo trasladaría hasta su última morada, Sereno se acercó y lo acarició con su cabeza. Luego empezó a hacer un relincho muy agudo, algo similar a un sollozo.
"Era como si el caballo supiera lo que estaba ocurriendo y quisiera despedirse. Durante todo el trayecto relinchaba y movía las patas", dijo Wando.

Comentarios