Ovación
Jueves 12 de Mayo de 2016

Serena Williams se la pasó todo el día en el baño por probar la comida para perros del hotel

"Solo fue una cucharada", admitió la talentosa tenista en un vídeo grabado por si misma. El alimento figuraba en el menú del hotel y era para su mascota.

Serena Williams tuvo uno de los peores días de su vida tras derrotar en la segunda ronda del torneo de Roma a la alemana Anna-Lena Friedsam. Ocurrió que la número uno mundial volvió a su hotel y decidió probar la comida de perros que figuraba en el menú para darle de comer a su mascota.
La carta ofrecía unos platos al alcance de muy pocos perros, con varios platos disponibles y unos precios bastante caros. Serena no escatimó en gastos y ofreció a su querido Chip, que es como se llama el perro, un menú compuesto por arroz y salmón.
Tan buena pinta tenía el plato que Serena decidió probarlo. "Solo fue una cucharada", admitió la talentosa tenista en un vídeo grabado por si misma. Sin embargo, por un error de bulto, la menor de las Williams sufrió una indisposición estomacal que la obligó a pasar el resto de la tarde en el baño.
"No me juzguen, tenía buena pinta y probé una cucharada. Pero sabía raro, como a un limpiahogar. Un humano no podía consumir eso, y lo deberían escribir en el menú", protestó.
De hecho, Serena decidió dejar de su puño y letra en el menú canino una advertencia a los futuros dueños que pasaran por el hotel y decidieran tener la misma mala idea que ella.
Embed

Comentarios