La ciudad
Jueves 06 de Octubre de 2016

"Ser padres exige responsabilidad"

En el tema de la responsabilidad de los adultos frente a los adolescentes hay mucha tela para cortar. Sobre todo, la de los padres. Sin abrir juicio, entre otras cosas por no conocer la resolución judicial de primera mano, la psicóloga Bárbara Mariscotti recordó que "ser padres exige responsabilidad y compromiso". Por eso, alertó sobre un problema actual que afecta la relación entre "chicos" y "grandes": una "mala calidad de comunicación", que hace que, por ejemplo, muchos padres "no estén disponibles, no conozcan" en profundidad a sus hijos, "no sepan qué planes tienen", ni "en qué gastan la plata", ni en "cómo se vinculan entre ellos a través de las redes (sociales)". "Estar disponibles implica habilitar un tiempo para entender", explica la terapeuta, especializada en sexualidad adolescente. En relación a los chicos, indagar sobre sus planes, sus gustos, los riesgos que pueden correr o para qué necesitan dinero, entre otras miles de cosas."Porque si todos están sobrecargados de actividades no tienen tiempo de conocerse entre sí", reflexiona. Sin contar con que, además de compartir momentos, hace falta entablar una "comunicación de calidad". De lo contrario, afirmó, los propios adolescentes pueden deslegitimar la palabra adulta, convencidos de que "ni siquiera conocen su vida".

En el tema de la responsabilidad de los adultos frente a los adolescentes hay mucha tela para cortar. Sobre todo, la de los padres. Sin abrir juicio, entre otras cosas por no conocer la resolución judicial de primera mano, la psicóloga Bárbara Mariscotti recordó que "ser padres exige responsabilidad y compromiso". Por eso, alertó sobre un problema actual que afecta la relación entre "chicos" y "grandes": una "mala calidad de comunicación", que hace que, por ejemplo, muchos padres "no estén disponibles, no conozcan" en profundidad a sus hijos, "no sepan qué planes tienen", ni "en qué gastan la plata", ni en "cómo se vinculan entre ellos a través de las redes (sociales)". "Estar disponibles implica habilitar un tiempo para entender", explica la terapeuta, especializada en sexualidad adolescente. En relación a los chicos, indagar sobre sus planes, sus gustos, los riesgos que pueden correr o para qué necesitan dinero, entre otras miles de cosas."Porque si todos están sobrecargados de actividades no tienen tiempo de conocerse entre sí", reflexiona. Sin contar con que, además de compartir momentos, hace falta entablar una "comunicación de calidad". De lo contrario, afirmó, los propios adolescentes pueden deslegitimar la palabra adulta, convencidos de que "ni siquiera conocen su vida".

Más allá del diálogo fluido y del afecto, para Mariscotti hay cuestiones indelegables. "Los padres son los responsables directos", insistió, y "hay cosas que no se negocian". Por ejemplo, la provisión de alcohol a un menor.

Comentarios