Información Gral
Martes 12 de Julio de 2016

Sepultaron al torero corneado en Teruel

Es el primer torero que fallece en una plaza española desde 1985, cuando el francés de 21 años José Cubero Yiyo sufrió una cornada fatal en Madrid.

Cientos de personas asistieron ayer a la misa fúnebre por el matador español Victor Barrio, que recibió una cornada letal mientras toreaba en la plaza de Teruel el pasado fin de semana. Es el primer torero que fallece en una plaza española desde 1985, cuando el francés de 21 años José Cubero Yiyo sufrió una cornada fatal en Madrid.

La gente aplaudió y gritó, "Torero, torero" mientras el ataúd era llevado en una carroza fúnebre hasta una iglesia en la ciudad de Sepulveda, donde Barrio vivía.

Barrio, de 29 años, falleció el sábado tras recibir dos cornadas, una en el muslo y otra en el pecho, durante la lidia. La faena estaba siendo transmitida en vivo por una televisora regional y la noticia del fallecimiento tuvo una amplia repercusión en el país.

El rey Felipe y el presidente interino Mariano Rajoy expresaron sus condolencias.

Los paramédicos acudieron a auxiliarlo casi de inmediato, pero los intentos por salvar su vida fracasaron y fue declarado muerto en la enfermería de la plaza. Su esposa, Raquel Sanz, estaba en el ruedo cuando Barrio fue corneado. En mensajes de Twitter, Sanz agradeció el domingo a la gente que le dio el pésame y dijo, "Se ha ido mi vida, no tengo fuerzas, pero sí mucho agradecimiento".

Prominentes figuras del mundo del toreo asistieron a la misa.

"Hoy se ve. Todos estamos aquí para arropar a una familia destrozada y para reconocer el coraje, la entrega y todos los valores que Víctor Barrio tenía como persona y como torero", dijo el matador Enrique Ponce, acompañado de José Tomás, el Juli, Cayetano Rivera y José María Manzanares, entre otros diestros que acudieron al funeral de Barrio celebrado en la iglesia de San Bartolomé de Sepúlveda, y al posterior homenaje antes de su incineración.

Comentarios