Policiales
Sábado 11 de Febrero de 2017

Señalados por la DEA y traídos a la ciudad

Este juicio contra 11 implicados de integrar una banda de vendedores de droga liderada por dos colombianos comenzó el 30 de noviembre.

Este juicio contra 11 implicados de integrar una banda de vendedores de droga liderada por dos colombianos comenzó el 30 de noviembre. Los implicados fueron detenidos por vender cocaína al menudeo en San Pedro y Campana. Pero los escalones superiores responden por abastecerlos y triangular la droga que traían de Colombia y remitían a Australia, España y Holanda en paquetes del Correo Argentino.

Los dos colombianos acusados como líderes son Diego Fernando "Cariño" López Echeverría, imputado de radicarse en Argentina para consolidar una red de vendedores en ciudades del conurbano y norte bonaerense. El abastecedor principal desde el exterior es Argemiro Sierra Pastrana, un ganadero de 66 años de la ciudad colombiana de Villavicencio, que hace 20 años fue condenado a 135 meses de prisión en Estados Unidos por la venta de 20 kilos de cocaína. La agencia antidroga estadounidense DEA remitió informes de ambos al tribunal de Rosario.

Uno de los hombres juzgados, Marcelo Biradelli, dueño de un bar en Campana, acusado de comprar estupefacientes a López Echeverría, murió en diciembre tras ser sacado de la audiencia de juicio por una antigua afección.

La pesquisa del fiscal Matías Di Lello estableció que parte de la cocaína que llegaba de Colombia era reenviada por Biradelli hacia España. Por sus conversaciones llegaron al supuesto Luis Avelino Esquivel, detenido el 12 de diciembre de 2008 con casi 6 kilos de cocaína y ahora sentado frente al Tribunal Federal Nº 2.

En el caso, además, se juzga a una religiosa laica que es colombiana y tuvo un hijo con López Echavarría.

Los líderes de la banda son dos colombianos afincados en la Argentina que traían la droga de su país

Comentarios