Cartas de lectores
Jueves 01 de Septiembre de 2016

Seguridad sí, discriminación no

Luego de la multitudinaria marcha realizada en la ciudad de Rosario reclamando seguridad y medidas para que cese la extraordinaria ola delictiva que padecen los vecinos, las autoridades municipales, en el marco de su jurisdicción y posibilidades, rápidamente han propuesto varias medidas.

Luego de la multitudinaria marcha realizada en la ciudad de Rosario reclamando seguridad y medidas para que cese la extraordinaria ola delictiva que padecen los vecinos, las autoridades municipales, en el marco de su jurisdicción y posibilidades, rápidamente han propuesto varias medidas. En buena hora. Algunas de estas propuestas son adecuadas, otras absolutamente ineficaces. Entre estas últimas está la rotulación o marcación o inscripción de la patente en el casco de los motociclistas. Hoy, ante la propuesta de la Municipalidad, planteamos la inutilidad de esta iniciativa por las siguientes razones: porque ningún motochorro usa su moto para robar, usa la que roba previamente a un motociclista honesto. Ahora, si se implementa esta medida, además de las motos nos robarán los cascos. Pensar que un delincuente usa su vehículo para delinquir es pueril. El delincuente, es obvio, no tendrá ningún problema en falsificar una chapa patente y rotular el dominio en el casco para seguir robando. La medida estigmatiza y discrimina a no menos de 200.000 motociclistas que circulan en la ciudad. Y esto se reafirma con un simple silogismo: los delincuentes roban en moto, entonces todos los que circulan en moto son o pueden ser delincuentes y deben ser marcados. Inadmisible y violatorio de la presunción de inocencia consagrada en la Constitución nacional. El 99 por ciento de los motociclistas de todo el mundo son gente honesta, solidaria, trabajadora. Un gran porcentaje de esa gente es víctima de la injusticia y del delito. Los motociclistas estamos a favor de los controles que ha implementado la Municipalidad, pero ¿para qué servirá el casco rotulado o el chaleco? Para que aquel motociclista honesto y trabajador que no lo tenga sea multado. Nada más. En todo el mundo, en Argentina y en Rosario, los motociclistas valoramos la libertad, la justicia, la solidaridad. El motociclismo es un mundo singular y bello. Los motociclistas, por supuesto, junto con toda la sociedad, reclamamos medidas efectivas para combatir el delito que también nos afecta. Nos solidarizamos con las víctimas de la delincuencia. Por eso los amantes de las motos vamos a rodar, hoy jueves, y en los próximos días por la gente, por la vida, y por los bienes de todos los ciudadanos. Vamos a rodar, no en contra de nadie, y menos aún por razones políticas partidarias. Vamos a rodar por medidas que acaben con el terror en el que vivimos todos por culpa de los delincuentes. Vamos a rodar para que los ciudadanos dejen de vivir encerrados y atemorizados, y estén entre rejas los que deben estarlo. Y vamos a rodar, también, para que no se nos estigmatice con una marca. Y vamos a rodar esperando que los concejales de la ciudad le digan no a una medida que nada aporta para combatir el delito.

Por motociclistas autoconvocados: José A. Quadri, DNI 22.535.244; Carlos Duclos, DNI 7.634.700; Fabio Dangelo, DNI 22.040.556; y Federico Yunes, DNI 28.821.984

Demanda de empleos

En el acto por "la resistencia" (está claro que no se resignan a aceptar que la ciudadanía los rechazó con una mayoría clara), la secta de la corrupción demanda empleos. ¿Serán los empleos de ñoquis y parásitos con el que vivieron muy "bien pagos" durante 12 años? Para reingresar al Estado, tendrán que rendir examen de ingreso de honrados y democráticos. Difícilmente lo superen.

Emilio Zuccalá

DNI 4.492.678


Increíbles propuestas

Con asombro e indignación he leído las propuestas de la intendenta Mónica Fein, para "resolver la inseguridad". Pido disculpas por la expresión, pero tal grado de "infantilismo" resulta alarmante proviniendo de quien dirige desde hace años los destinos de nuestra ciudad. 1) Reflotar el proyecto Boasso de exigir a los motociclistas que lleven en su casco el número de patente de su moto (copia fiel del gobierno PRO de Buenos Aires) no resuelve la inseguridad y demuestra una total falta de conocimiento de la realidad por una cuestión lógica: los únicos afectados serán los trabajadores y deliberys que tienen casco y patente, y si por motivos económicos no lo pueden hacer, serán multados, sus motos llevadas al corralón y la Municipalidad recaudará por acarreo y multas. Seguramente, estarán pensando en un sistema municipal de grabado de cascos que será "gravado". Eso sí, el problema mayor lo tendrán los motochorros para grabar en sus gorritas o capuchas las patentes de las motos robadas que no tienen patente, pero bueno, la Municipalidad seguramente lo resolverá. 2) Harán un relevamiento de armerías. ¡Oh! ¿Acaso creen que las armas y las municiones que están el la calle, los delincuentes las compran en las armerías? ¿Acaso sospechan que los armeros proveen de armas a los delincuentes? Si se robaron en el gobierno anterior 75.000 balas 9 mm o 45 de la fábrica militar, adónde creen que fueron a parar? 3) Por último, ahora vendrán las "fuerzas federales".¡Oh! Logro del PRO dirán. Gendarmería y Policía Federal, a qué vendrán, ¿a hacer lo mismo que la vez anterior? ¿A instalarse en las grandes avenidas para propaganda del gobierno nacional de turno? ¿Simulando presencia como lo hicieron con el gobierno de Cristina? ¿A cumplir funciones de agentes de tránsito pidiendo documentación vehicular? ¿A inundar la ciudad de luces azules que se ven a cinco kilómetros y que tomado el tiempo (lo he hecho) vuelven a pasar a los 45 minutos? Termínenla con el verso de la prevención y las luces "espantadelincuentes", es hora de actuar y combatir el delito, no prevenirlo. ¿No se dieron cuenta todavía? ¿Cuántos muertos más debemos aportar para que se comporten ustedes, los políticos y la Justicia como adultos? ¡No olviden que el año próximo hay elecciones!

Daniel Bodo


¿Hasta cuándo debemos esperar?

Hasta cuándo tendremos que esperar para que las autoridades del municipio y provincia se hagan cargo de la inseguridad que existe en esta ciudad? ¿Hasta cuándo tendremos que esperar para que la intendenta o el gobernador cumplan sus promesas de campaña por el tema de la inseguridad, ¿o sólo fue para ganar las elecciones? ¿Hasta cuándo tendremos que esperar para que las autoridades salgan a hablar a la ciudad y/o provincia sobre lo que está sucediendo? Propongan decisiones coherentes y cúmplanlas. Recién en la radio citaban lo dicho por Lifschitz el 02/06/2015, en campaña, que en dos años Rosario sería una ciudad segura. Pregunta, ¿dónde quedó su promesa de campaña? Ah, claro, falta un año. ¿Hasta cuándo no escucharán el clamor del pueblo? Eso sí, tenemos bicisendas.

Ana María del Valle

DNI 16.076.382


La sociedad está harta

Con la concentración espontánea del jueves pasado en distintos sitios de la ciudad para manifestar y reclamar por seguridad y justicia, los rosarinos y aledaños dijeron un contundente "basta". Basta de ineptitudes, connivencias e indiferencias por parte de autoridades provinciales, municipales, ministros, jueces, policías y a quienes les quepa el sayo. Era seguro que con los desgarradores relatos todavía repicando en los oídos por la pérdida de seres queridos, fruto de este calamitoso estado de inseguridad, salieran desde el gobernador para abajo a proclamar la toma de "inmediatas medidas al respecto". Una vez más, es la actitud de las avispas cuando se les quema el avispero. Huyen despavoridas para salvarse ellas, no para otra cosa, pero se trata de insectos. La ineptitud en sí misma no es un delito ni una culpa, pero sí lo es cuando se engaña a la ciudadanía promoviéndose para cargos políticos donde es imprescindible ser aptos, honestos y transparentes. Los ciudadanos debemos perseverar en nuestros justos reclamos, pero también recordarlos al momento de emitir nuevamente el voto.

María Cristina Grecco

DNI 6.730.357


Sobre las autoflagelaciones

Acaban de cumplirse 500 años de Santa Teresa de Jesús, quien reformó el Carmelo. En este tiempo, miles de personas vivieron en él y murieron sin llamar la atención, rezando por todos, trabajando y desagraviando, es decir ofreciendo sacrificios y penitencias: algo que produce una molestia "personal", que ofrecen por las ofensas que se hacen a Dios. Siempre hubo personas que no comprendieron la labor oculta de estas monjas, que han sido una gran ayuda para la Iglesia. En el siglo XXI, el siglo de la libertad "absoluta", nos escandalizamos de que unas mujeres se "autoflagelen", que utilicen cilicios, y en cambio parece bien y es sano autoflagelarse con varas de abedul, perforarse orejas, párpados, labios y ombligos para colgase aretes, tatuarse cualquier parte del cuerpo, por no hablar de las operaciones de estética.

Javier María Llorente

DNI 11.499.387


La vida está en juego

Supongo que usted, señor lector, al igual que yo, se ha preguntado alguna vez si vale la pena vivir. Y al pasar revista a los afectos, a la familia, a los amigos, y logros, usted ha elegido que sí. Aunque estemos en problemas con pagos y deudas, con decisiones duras de "achicarnos", entre otras cosas. Pero hoy en Rosario, nuestra ciudad, no pasa eso. Vivimos angustiados si un hijo se demora, si un abuelo dice que intentaron robarle, nos toca de cerca si hubo una entradera en el negocio vecino. Desprotegidos, angustiados, somos testigos de muertes inútiles, por gente armada que no respeta edades ni trabajos, y así día a día, la pesadilla de muertes sin sentido se hace realidad. Sepan quienes tienen que actuar en nuestra defensa que es muy duro para las familias sobrevivir a un hecho violento en el que un familiar pierde la vida o queda discapacitado. Sepan que hay ausencias irreparables que entrañan infelicidad, pobreza y desesperanza, y destruyen ideales y promesas con las que debiéramos vivir. Por eso no permitamos una muerte más o un lisiado más. Unámonos en defensa de la vida y pensemos qué hacer o cómo colaborar desde donde estemos.

Cristina J. Goytía


Alergias y escamondas

Ante la proximidad de la primavera, vemos y escuchamos en medios periodísticos y también de nuestros médicos personales, el problema de las alergias en la población, fundamentalmente por las plantas y árboles que nos circundan. Los más frecuentes son los plátanos, los cuales se encuentran en toda la ciudad y, fundamentalmente, por la cantidad y antigüedad en bulevar Oroño, siendo éste por donde circula mayor cantidad de personas, ergo, más enfermos generan. Según una nota en el suplemento de este diario de los días domingo, de ingeniería y arquitectura, (excelente por cierto, y vaya mis felicitaciones a los realizadores), en ella exponían la importancia de estos plátanos en el período de verano, ya que disminuían la temperatura en un 4% aproximadamente. Aclaraban, que justamente para reducir los problemas serios de alergias que producían, se deberían realizar la famosas y nunca realizadas escamondas. ¿No será que deberían los funcionarios responsables, tomar este serio problema para la población, alguna ves?

Jorge Demirdjian

Comentarios