Policiales
Jueves 12 de Mayo de 2016

Secuestran armas y municiones en tres allanamientos realizados en la capital provincial

El operativo fue llevado a cabo por la Policía de Investigaciones (PDI). La idea del gobierno es neutralizar el negocio clandestino de armas.

La Policía de Investigaciones secuestró entre anoche y esta mañana siete armas de fuego, municiones, cartuchos, pólvora, una máquina de recarga y un chaleco balístico, entre otros elementos, al realizar tres allanamientos en la ciudad de Santa Fe.
Los mismos tuvieron lugar en domicilios particulares de Padre Genesio al 1300, Javier de la Rosa al 1400 y en otro ubicado en Mitre y Azcuénaga. En total, tres mujeres y dos hombres adultos fueron imputados por los delitos de tenencia indebida de arma de fuego, encubrimiento y acopiamiento.
En conferencia de prensa, el ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro, indicó que "cuando comenzó nuestra gestión le pedimos a la policía y a todas sus direcciones que puedan ir sobre el delito, pero particularmente sobre las armas", y destacó que dicha temática "es fundamental porque la violencia cultural que estamos viviendo en la República Argentina y en la provincia de Santa Fe, con el acceso a armas termina lamentablemente con la vida de muchos jóvenes".
En ese contexto, el titular de la cartera de Seguridad enfatizó que "tenemos que trabajar sobre los circuitos y los mercados ilegales de armas (pero también) con lo que tiene que ver con la recarga de municiones. Eso nos preocupa sobre manera. Encontramos lugares de recarga de cartuchos y de municiones que generalmente sirven y se insertan en los mercados ilegales para proveer distintos tipos de armamentos, entre ellos las tumberas", explicó.
El funcionario provincial felicitó a la fuerza y dijo que "si logramos desarticular los mercados de armas ilegales y de provisión de armamento pero, además de municiones -como es en este caso-, estamos golpeando fuertemente al mercado ilegal de armas. Continuar por este camino significa dar un paso en la pacificación y en la lucha contra la violencia cultural".
Por su parte, el jefe de la PDI, Daniel Corbelini, detalló que fueron secuestradas siete armas de fuego: "Hay armas de puño calibre 22 y 32 y tres escopetas calibre 12/70". Agregó que "lo más importante es lo referido a aquellos que se pueden proveer de la recarga de munición, ya que hay pólvora, postas de plomos, vainas vacías para recarga, una máquina para recarga y alrededor de unos 300 cartuchos calibre 12/70 y 16 que son para las escopetas".
El funcionario policial destacó que "lo que se trata de hacer es desalentar a las personas que se mueven en el mercado ilegal de armas y a aquellos que con la fabricación de municiones pueden proveer a otras personas".
A su vez, Corbelini ratificó: "Vamos a continuar desde el ministerio de Seguridad y desde la PDI trabajando con el Ministerio Público de la Acusación a los efectos de desalentar estas cuestiones y desarmar a aquellos que estén en el circuito ilegal".

Comentarios