mas
Domingo 25 de Septiembre de 2016

Se viene el Bafici Rosario, cine con premio y algo más

El miércoles comienza Bafici Rosario, una muestra que trae una selección de filmes del ya tradicional festival de cine independiente que se realiza en la Ciudad de Buenos Aires. Ficción, documentales y cortos para no perderse.

El miércoles comienza Bafici Rosario, una muestra que trae una selección de filmes del ya tradicional festival de cine independiente que se realiza en la Ciudad de Buenos Aires. Ficción, documentales y cortos para no perderse

Entre el miércoles y el domingo, inclusive, se desarrollará la 14ª edición de Bafici Rosario, la muestra de cine independiente que ofrece la posibilidad de acercarse al cine premiado en el reconocido festival que todos los años se realiza en la Ciudad de Buenos Aires. Entre las elegidas, podrá verse La larga noche de Francisco Sanctis, ganadora como Mejor Película en la competencia oficial internacional del Bafici 2016. Algunos filmes llegarán acompañados de sus directores; y otros, esperan ser descubiertos por el público.

Las funciones de Bafici Rosario serán en El Cairo (Santa Fe 1120). La programación incluye distintos filmes, algunos de ellos premiados, y también se exhibirán cortometrajes. Como todos los años, la muestra local está organizada por Calanda Producciones. "Contra viento y marea", comenta el realizador Rubén Plataneo, desde la organización de la muestra local del Bafici, como para graficar el esfuerzo que implica acercar este conjunto de películas al público rosarino.

Bafici Rosario comenzará el miércoles, a las 20, con American epic trilogy (EEUU), dirigida por Bernard MacMahon. Una obra imperdible para músicos y melómanos. La proyección será en tres capítulos, con intervalos. A las 20, The big band; a las 21.15, Blood and soil; y a las 22.30, Out of the many the one.

Esta trilogía de la música norteamericana es un recorrido por la historia de diversos géneros, intérpretes y compositores, pero también es una saga de pasión, diversión, trabajo e inspiración. El colapso de las compañías musicales en los años veinte, la necesidad de inventar una máquina trasladable para poder grabar a los músicos lejos de los centros urbanos y el "descubrimiento" de una vasta zona de artistas ignorados —la mayoría pobres— constituyen el comienzo de lo que hoy conocemos como la música moderna de los Estados Unidos. Los nombres más o menos célebres que desfilan por la pantalla son muchos, cada uno oficia como un pionero o un continuador aventajado de quienes lo precedieron, pero la riqueza del conjunto, que se puede ver sobre todo en el extraordinario material de archivo, es algo digno de apreciarse.

El jueves, a las 18, llegará Nuts! (EEUU), dirigida por Penny Lane. El filme es un particular documental animado. Ver para creer: la excéntrica, apabullante y desquiciada historia del doctor John Romulus Brinkley (1885-1942), un genio de la estafa que construyó un imperio millonario durante la Gran Depresión a partir de un peculiar invento para la cura de la impotencia sexual; creando también, por el camino, esa maldición moderna que es el "infomercial".

Desarrollada décadas antes del Viagra, la técnica que proponía Brinkley consistía en la (presunta) implantación en el paciente de testículos de chivo. A partir de algunas entrevistas, del escaso material documental disponible y de unas divertidas recreaciones animadas, Penny Lane despliega el retrato de un personaje inenarrable con la ironía justa y una enorme fascinación, a la vez que plantea una entusiasta reflexión sobre esa disposición, perfectamente humana, a creer en lo sobrenatural, en curas mágicas y soluciones milagrosas.

Penny Lane se graduó en el Vassar College de Nueva York. Es cineasta y, ocasionalmente, videoartista, curadora y profesora de cine, video y nuevos medios artísticos. La película se proyectó dentro de la sección Foco y retrospectiva del último Bafici.

También el jueves, pero a las 20, será el turno de Las calles (Argentina, 1981), dirigida por María Aparicio. En Puerto Pirámides las calles no tienen nombre. Julia, maestra de la única escuela del lugar, desarrolla un proyecto escolar que compromete a sus alumnos en un objetivo común: buscar nombres para denominar las calles.

Las calles podría pensarse como una película sobre la palabra. Sobre el hecho de contar y de nombrar, sobre los secretos y las confesiones, y sobre el lenguaje como materia de la memoria. En un diálogo entre generaciones, los jóvenes son los responsables de elaborar la pregunta, y es la escuela el espacio que busca pensar para ello una técnica.

A la vez son los mayores quienes responden, al dar cuenta de sus historias, que no son otra cosa que la historia del pueblo. Y así como la palabra, que siempre es ficción que construye realidad, la película sostiene su registro en esa zona intermedia en la que la puesta en escena ficcional procura las condiciones para que el registro documental puro marque los tiempos y vaya al encuentro de las personas.

María Aparicio nació en Córdoba, en 1992, y estudió cine y televisión en la Universidad Nacional de Córdoba. La película se proyectará con la presencia de Aparicio, que ganó el premio "Mejor directora" en la competencia latinoamericana del Bafici.

Hacia el fin de semana

La agenda del viernes comienza, a las 18, con la proyección de Shirley sings (EEUU), corto de Lewis Bennett. Shirley Buchan empezó a cantar a los dos años, pero no reunió el coraje para hacerlo en público hasta que cumplió 71.

Luego podrá verse La última Navidad de Julius (Bolivia), dirigida por Edmundo Bejarano. La película recibió una mención especial en la competencia oficial latinoamericana y el premio de la Fipresci. Bejarano captura un momento particular en la vida del poeta Julio Barriga, un personaje entrañable al que se aproxima ingresando a su casa y dejando que el propio autor lea sus poemas y relate su amor por Amy Winehouse. Bejarano ya practicó el retrato de poetas con Washington Cucurto y Fabián Casas, pero tuvo que volver a su terruño para encontrar un bardo a la altura de su estilo punk.

   Pisando los 60, Julio Barriga es el Iggy Pop de Tarija. En ese escenario de calles polvorientas y patios vacíos, "escribe cartas urgentes a sí mismo y practica el ejercicio de la soledad". Conocerlo es quererlo, o algo así.

   Edmundo Bejarano nació en Tarija (Bolivia) en 1978 y estudió literatura y cine en Berlín, donde vive desde hace 15 años. Dirigió varios cortos, entre los que se destaca Los lemmings contraatacan (2014).

   Las lindas (Argentina), dirigida por Melisa Liebenthal, llegará a las 20.30. En la película, premio "Mejor directora" en la competencia argentina, Melisa y sus amigas debaten acerca de lo que implica ser mujer. Pero estos relatos se contraponen con la experiencia de la directora y protagonista, reconstruida a partir de imágenes de archivo personal que desnaturalizan con humor los mandatos y tabúes de cada género.

   En su ópera prima, Liebenthal pone en juego su archivo personal de fotos y videos, de su niñez y su adolescencia, para revisarlo en el presente desde una perspectiva de género. Aparece allí, con buen sentido del humor, una mirada aguda y crítica acerca de los comportamientos y las relaciones del grupo íntimo de amigas. Liebenthal acompañará la proyección del filme.

   La directora de Las lindas nació en Buenos Aires, en 1991. Estudió dirección de cine en la Fundación Universidad del Cine. Trabaja como editora y distribuidora de cortometrajes. Esta es su ópera prima.

   A las 22.30, será el turno de 7 Chinese Brothers (EEUU), dirigida por Bob Byington, uno de los realizadores indie más originales y productivos de EEUU. Aquí el reconocido Jason Schwartzman y su perro protagonizan la historia de un joven no muy adepto al trabajo que, luego de ser despedido de su empleo, pasa la mayor parte de su tiempo borracho y buscando un propósito en la vida.

   Los perros han seducido a la cámara con su magnetismo animal desde los inicios del cine. Y el coprotagonista de esta ficción es un bulldog francés de ojos grandes que con un simple pestañeo consigue hacerle sombra a Schwartzman. Juntos se pasean sin correa por el relato. Suele decirse que el perro es el mejor amigo del hombre; en este caso es al revés: el hombre es el mejor amigo del perro.

   Bob Byington nació en Lincoln, EEUU, en 1971. Dirigió varios filme, entre ellos, RSO (2008) y Harmony and Me (2009).

   El sábado, llegan tres filmes para no perderse. A las 18, Inmortal (Colombia), de Homer Etminani, acerca de la historia de Cosme, que vive en un pequeño pueblo de la costa colombiana, un lugar en el que el mar es el que decide sobre la vida y la muerte y trae a la orilla los cuerpos que arroja el conflicto armado, algo que los lugareños asumen con la naturalidad propia de la costumbre. Cosme trabaja rescatando esos cuerpos que trae la corriente; Hellens va a su encuentro con la ilusión de reconocer un brazo que podría ser de su novio. A partir de allí, y en un elogio del cine inmediato, el relato avanza con lo puesto y permite que la realidad invada la película, tuerza el rumbo y ofrezca accidentes de puro vitalismo. El filme recibió el premio "Mejor película" en la competencia oficial latinoamericana.

   Luego, a las 20.30, se verá An afternoon with Alexandra Morton (Canadá), dirigida por Lewis Bennett, un corto mínimo, con un diálogo para prestar atención. Y a continuación, Oleg y las raras artes (Rusia-España). Incursión en el universo personal, mental y creativo de un artista único, recientemente fallecido. Una figura enigmática para la cultura no solo rusa, sino de todo el mundo. Un genio del piano con un estilo absolutamente personal y provocativo. El filme abraza en sus formas a los palacios y a los bosques, a las raras artes de Oleg, hechas de música y palabras, de sentidos nuevos y movimientos de aire. La cámara lo sigue por un parque. Oleg pide que encuadren un tronco talado para que pueda verse cómo supo ser su árbol; insiste con la certeza de que, conjurando lo imposible, el árbol volverá a la vida.

   Rara magia la de esta película: afirmación de un mundo que la cámara recorre con la misma levedad con que Oleg camina, con sus brazos cruzados, mirando a los viejos amigos de un tiempo presente y pasado. Un documental casi perfecto, o sea, imperdible.

   Andrés Duque dirige Oleg y las raras artes. Nació en Venezuela en 1972, vive y trabaja en Barcelona. Es licenciado en periodismo, realizó un máster en documental creativo y dirigió, entre otras, Iván Z (2005) y Color perro que huye (2011).

   Mejor película, en la competencia oficial internacional, mejor actor para Diego Velázquez en la selección oficial del Bafici y los premios Feisal y Signis son las distinciones con las que llega La larga noche de Francisco Sanctis (Argentina) para cerrar la jornada del jueves, a las 22.30.

   La película, dirigida por Andrea Testa y Francisco Márquez, parte de una especial adaptación de la novela homónima de Humberto Costantini, situada en Buenos Aires en 1977. Francisco Sanctis, un hombre de familia sin compromiso político, recibe en plena dictadura militar la información precisa sobre dos personas que los militares van a desaparecer.

   Se trata de una película sobre decisiones bajo presión. Un filme en el que los marrones y los grises son colores presentes pero sobre todo estados de ánimo.

   Andrea Testa nació en Buenos Aires en 1987, y estudió en la Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica (Enerc), donde realizó varios cortometrajes. Dirigió el documental Pibe chorro. Francisco Márquez nació en Buenos Aires, en 1981. Estudió en la Enerc. Dirigió el documental Después de Sarmiento (2014).

   El domingo, último día del festival, a las 20.30, llega Audaz se eleva (Argentina), dirigida por Lisandro Leiva y Mariano Torres. Un recorrido por la historia del porno —entre prejuicios, tabúes y mitos—, desde que se constituyó como género hasta que devino en industria. Y, de paso, un vistazo a las posibilidades de su desarrollo en Argentina.

   ¿El cine pornográfico se inventó en Argentina? Técnicamente, parece que sí. O al menos eso piensa la gran cantidad de voces autorizadas que prestan testimonio a lo largo de este documental que recorre la historia de la industria triple X en el país. De las insólitas maniobras realizadas para esquivar la censura en la época de la dictadura a la masificación del porno en la web, pasando por la explosión del VHS primero y el DVD después.

   Los directores acompañarán la proyección de su película. Mariano Torres Negri nació en Buenos Aires en 1984. Es licenciado en comunicación audiovisual y trabaja en televisión desde 2006. Lisandro Leiva nació en Buenos aires en 1983. Es productor periodístico, y continúa su formación como psicoanalista.

   A las 22.30, cerrará Bafici Rosario Our Nixon (EEUU), también dirigida por Penny Lane. Películas de super 8 caseras nunca antes vistas, filmadas por los colaboradores más cercanos a Richard Nixon —y conspiradores de Watergate— que ofrecen un punto de vista más íntimo del famoso caso.

   H. R. Haldeman, John Ehrlichman y Dwight Chapin. Tres hombres jóvenes, alejados de la política, que de pronto entraron en el corazón de la Casa Blanca bajo el brazo de Richard Nixon. Como jugando, estos hombres grabaron con una cámara super 8 ese mundo nuevo que los fascina. Our Nixon recoge estas imágenes, archivadas durante años, que muestran esa fascinación casi adolescente por el poder, por el encanto de estar cerca de la oficina más poderosa del mundo.

   Pero, poco a poco, todo cambia: primero las protestas pacifistas, los movimientos juveniles, la indignación por Vietnam. Y después Watergate, que termina siendo la estocada final para estos jóvenes poderosos cuyo juego termina de la peor manera. Our Nixon es la crónica de un oscuro recorrido.   

Para ampliar sobre la muestra, puede consultarse en Facebook Bafici Rosario.

Comentarios