Estacionamiento medido
Martes 31 de Mayo de 2016

Se traba en el Concejo el debate sobre el estacionamiento medido

El oficialismo busca prorrogar el servicio por tres años. La oposición se divide entre incluir a los "trapitos" o municipalizar el sistema.

El Palacio Vasallo es de nuevo testigo de febriles negociaciones para que se autorice o no la prórroga por tres años a Tránsito Rosario, el actual concesionario del estacionamiento medido en el centro y macrocentro rosarino. El oficialismo deberá tejer acuerdos que se sostengan hasta este jueves, de lo contrario el sistema llegará a su fin a partir de la cero hora del viernes. Una disputa similar a la que semanas atrás se registró con el debate del boleto y que se prevé ocurrirá con temas clave para la ciudad en el futuro cercano.

"Estamos confiados en llegar con un dictamen al recinto. Soy optimista que lo resolvemos esta semana", dijo a LaCapital el presidente de la comisión de Servicios Públicos, Carlos Comi.

La Intendencia se enfrenta a una nueva encrucijada que le plantea el Concejo Municipal. El pedido de extensión contractual a favor de la actual concesionaria está en tres comisiones, las que aún no se pronunciaron al respecto a 72 horas del vencimiento de la concesión.

Para algunas voces opositoras, las explicaciones de la secretaria de la Movilidad, Mónica Alvarado, aportadas la semana pasada, resultaron escasas e incompletas.

La funcionaria había subrayado que la concesionaria promete invertir 21 millones de pesos, reemplazar un 30 por ciento de las ticketeras que no habilitan el pago electrónico o a través de la tarjeta Movi y ampliar la oferta de parquímetros personales en unos dos mil nuevos aparatos para ser usados en casi 510 cuadras donde funciona el estacionamiento medido.

Serán horas cruciales, con celulares al rojo vivo y negociaciones en paralelo para llevar un acuerdo hasta el recinto. Una tarea nada fácil para Comi y el socialismo, quienes deberán ir la búsqueda de votos en varios frentes opositores. Hoy, básicamente, hay cuatro opciones: la prórroga a 3 años del contrato, una nueva extensión al por algunos meses, que expire la concesión o la estatización del sistema.

"Estamos abiertos y conversando con todos los sectores. Hay muchos pares que lo están pensando", señaló Comi.

La convocatoria a sumar votos del arista también fue para quienes se resisten a levantar la mano. "Todos los concejales tienen la información y su opinión en relación a una extensión otorgada hace 6 meses atrás. Esta semana hay que tomar una decisión. Lo mejor es la prórroga por tres años con obras previstas para que lo preste una empresa", subrayó el edil del ARI para insistir: "Toda la información está a disposición y con los números arriba de la mesa".

Sin embargo, al menos dos bloques antepusieron la discusión a que sea incluida una solución a la problemática de los cuidacoches. El PRO reflotó la propuesta del ex edil y actual diputado provincial Roy López Molina de prohibir la actividad informal, mientras que el bloque Ciudad Futura y del sectores del peronismo van por la municipalización del sistema, transformando los cuidacoches en fiscalizadores del servicio.

"Ni avalamos ni propiciamos a los cuidacoches, es complejo. Y volver a licitar significarían otros 6 meses más con un sistema que no va a funcionar bien", advirtió el presidente de Servicios Públicos.

Voto a voto. Con tres integrantes socialistas, el oficialismo pura cepa deberá navegar entre 28 bancas, 18 bloques de los cuales 13 son unipersonales. "Es difícil arribar a un consenso pero siempre la negociación se acelera en los últimos días", estimó el jefe del socialismo, Horacio Ghirardi al insistir en que la problemática de los cuidacoches debe quedar por fuera de este expediente.

"Si hay algo que aclarar, estamos a disposición", indicó el titular de la bancada, que reconoció reuniones con cada uno de los bloques. "La peor situación es no definirle al concesionario si debe invertir durante estos tres años unos 21 millones de pesos para mejorar el sistema. La aprobación de la prórroga daría esta certeza. Un nuevo proceso licitatorio sería volver a empezar", advirtió Ghirardi.

Por las bancas opositoras. Desde el PRO, Gabriel Chumpitaz, insistió en poner sobre la mesa la problemática de los denominados trapitos. "No se pueden soslayar las mafias organizadas que afectan a la ciudad. El estacionamiento medido tiene que funcionar, creo que hay condiciones a plantear como la inversión, incentivar el pago electrónico y en beneficio del ciudadano".

Desde el peronismo, Osvaldo Miatello fue contundente: "La licitación fue por 7 años. Si se les da 3 más es porque funcionó correctamente. De los informes del Ejecutivo y los vecinos vemos que no funciona bien. Como está, no es votable".

Ciudad Futura, con Pedro Salinas a la cabeza, insistió con la municipalización y cuidacoches. "No es arcaico, queremos que la Intendencia reasuma potestades que le cedió al privado", señaló.

Rosario Federal también fijó postura. "Las prórrogas no son automáticas, la renovación no se refleja con lo visto en la calle. Queremos conocer el nivel de inversión, los costos y ganancias del concesionario, ya lo pedimos la semana pasada", apuntó Diego Giuliano.

Algo similar planteó el bloque UCR 1983. "Estamos evaluando si conviene un medido administrado desde el Estado o amerita que quede en manos privadas, y no se puede superponer cuidacoches con la prórroga", sentenció Martín Rosúa.

Desde el kirchnerismo, Norma López criticó "lo escueto" del mensaje, cuestionó las contramarchas de este pedido. "Si se quiere votar sólo la prórroga tendrá que ser un plazo menor", avisó.

Desde Iniciativa Popular, Fernanda Gigliani, se lamentó "la oportunidad que se pierde el Ejecutivo en plantear sólo la prórroga y demuestra una carencia de ideas frente a un concesionario que incumple el contrato establecido y se pretende premiar".

Comentarios