La ciudad
Miércoles 31 de Agosto de 2016

Se suma otro proyecto al debate por una ley de educación para Santa Fe

Es del diputado Carlos del Frade (Frente Social y Popular). Ya son cuatro las iniciativas presentadas

Un nuevo proyecto de educación se presenta hoy en la Legislatura santafesina. Es del diputado Carlos del Frade (FSyP). Propone la enseñanza obligatoria desde la sala de jardín de cuatro años y garantizar para el sistema educativo provincial un porcentaje de recursos no inferior al 40% del presupuesto anual de la administración provincial. También una transferencia progresiva al Estado de las escuelas privadas que reciban el 100% de subsidios.

La iniciativa de Del Frade -es acompañada por su par Mercedes Meier- define a la educación como derecho humano indelegable, obligatoria y gratuita. Destaca como principio fundamental "la presencialidad", "debido a la progresiva desaparición de ciertos establecimientos educativos para transferirlos a la modalidad a distancia y entornos virtuales". Y para garantizarlo, entre otras medidas, impulsa el Boleto Educativo Gratuito Universal, la incorporación de salas de lactancia y guarderías en los establecimientos educativos para los hijos de madres y padres en situación escolar.

Considera que la educación debe ser obligatoria a partir de los 4 años y no de los 3, como plantean muchos proyectos provinciales e inclusive nacionales. Al respecto, recuerda que el ministro de Educación de la Nación, Esteban Bullrich, manifestó en varias oportunidades que "hay distintos estudios que marcan que el inicio desde los tres años de la educación mejora los resultados académicos". "No sabemos en qué estudios se basa porque el ministro no los menciona y no tuvimos acceso al proyecto presentado por Presidencia, pero consideramos que institucionalizar obligatoriamente a los niños desde tan temprana edad no puede ser bueno para el desarrollo infantil", expresa Del Frade y habla sobre la no conveniencia de institucionalizar a los niños obligatoriamente desde los 3 años. En cambio, sí impulsa universalizar la atención educativa desde los 45 días de edad para aquellos padres que necesiten u opten por enviar a sus hijos a jardines maternales.

Educación privada

"Desde el FSP consideramos que la educación, al ser un derecho social indelegable, debería ser en su totalidad administrada por el estado provincial, es decir, debería ser únicamente pública", expresa el diputado en los fundamentos de su proyecto. Al tiempo que reconoce que la provincia cuenta con un total de 4.816 establecimientos educativos, de los cuales 865 son de gestión privada.

"Por este motivo -continúa el análisis-, comprendemos que transferir esos establecimientos a la órbita pública significaría un proceso complejo, entonces planteamos que las escuelas que reciban un subsidio del Estado provincial del 100% para su funcionamiento, dentro de los dos años posteriores a la promulgación de la presente ley serán transferidas, progresivamente, a la administración provincial".

El proyecto propone que aquellos establecimientos privados que reciban subvenciones por el total de los salarios deberán ofrecer educación de manera gratuita. Y los establecimientos beneficiados por subvenciones deberán cumplir con el principio de laicidad, es decir no podrán brindar, de manera obligatoria, educación religiosa y los estudiantes no estarán obligados a profesar esa fe.

La iniciativa de Del Frade incluye la creación de escuelas de "Educación social", ya contempladas en la ley nacional de educación 26.206 como escuelas de gestión social. Estas escuelas deben ajustarse a requisitos como gratuidad, universal (sin restricciones para ingresar); gestionadas por organizaciones sociales, no deben perseguir fines de lucro, deben orientarse a las poblaciones en situación de vulnerabilidad y sus diseños curriculares adecuados a los lineamientos de la política educativa provincial, entre otras.

Otros puntos destacados del proyecto proponen la creación de Escuelas Interculturales bilingües; capacitación permanente, en servicio, durante el horario laboral, y gratuita a los docentes y no docentes; el establecimiento de un Estatuto Docente que rija los derechos y obligaciones de los trabajadores de la educación, ya sean de establecimientos públicos o privados.

"La ley provincial de Educación de Santa Fe tiene que ser una herramienta que sirva, junto a políticas concretas, para transformar la realidad política, social y educativa de gran parte del pueblo que habita el territorio del segundo estado argentino. Una provincia marcada, al igual que la Argentina, por una profunda desigualdad: los que más tienen ganan casi veinticinco veces más que los habitantes del subsuelo existencial santafesino. Desigualdad que, especialmente, se verifica en la realidad de la niñez y adolescencia santafesina y que tiene su expresión en las escuelas, en especial, las secundarias", concluye Del Frade.

Santa Fe, San Luis, Misiones y Mendoza son las provincias que aún no cuentan con una ley propia de educación.
A principio de año el gobernador Miguel Lifschitz hizo pública la decisión de debatir una ley de educación propia para la provincia. En julio pasado el Ministerio de Educación santafesino lanzó un cronograma de debates alrededor de la sanción de esta norma. En esas discusiones se suman los proyectos de ley presentados en la Legislatura provincial. Hasta el momento son los de los diputados Alejandro Boscarol, Rubén Giustiniani, Verónica Benas y el de Carlos del Frade.

Comentarios