la_region
Sábado 11 de Febrero de 2017

Se recupera en el Vilela el bebé salvajemente golpeado en Sastre

Recibió una fuerte agresión, presuntamente de sus padres. Ahora ya respira sin ayuda mecánica y evoluciona favorablemente

El niño de un año que fue salvajemente golpeado presuntamente por sus padres ya respira sin ayuda mecánica y evoluciona satisfactoriamente en la unidad de cuidados intensivos del hospital de Niños Víctor J. Vilela, según indicó el último parte médico emitido ayer. Por otra parte, tras una nueva audiencia realizada en los Tribunales de San Jorge el juez penal, Néstor Troncoso, dio lugar al pedido de la Fiscalía para que el acusado como agresor, el padre del menor, continúe en prisión a la espera de la evolución del proceso judicial.

"Tal como estaba previsto en las últimas horas del jueves se comenzó con la descomplejización del niño y está experimentando importantes avances en su recuperación. Se lo pudo despertar, quitar la asistencia respiratoria mecánica y está reaccionando favorablemente a los estímulos", señaló la directora del hospital, Viviana Esquivel.

La pediatra dijo que, de continuar con la evolución, el pequeño Mateo sería trasladado a una sala de clínica del hospital, donde estará al cuidado de los acompañantes, que envía la Subsecretaría de Niñez, Adolescencia y Familia. "Teniendo en cuenta el estado crítico con el que recibimos al niño, el traumatismo grave de cráneo y la intervención quirúrgica que le realizaron, su evolución es muy esperanzadora", destacó, y recordó que el niño está enyesado en ambos miembros inferiores por fracturas.

La médica reiteró que no se acercó ningún familiar al hospital e hizo referencia a un contacto "de una abuela del corazón, quien afirmó que se presentará en la fiscalía", para una posible adopción.

Preventiva

El padre de Mateo, Juan Javier F., de 20 años, declaró por primera vez y aseguró que nunca golpeó a su bebé. "Amo a mi hijo. Lo quiero mucho", dijo y se declaró inocente de los cargos que le imputaron: lesiones graves agravados por el vínculo.

Su defensora, Patricia Hidalgo, dio argumentos para evitar que quien está apuntado de la agresión contra el bebé continúe tras las rejas. Pero el fiscal, Carlos Zoppegni, fue más contundente al fundamentar su pedido de prisión preventiva. "El juez Néstor Troncoso hizo lugar a mi solicitud y el muchacho esperará que avance el proceso en la Alcaidía de Sastre", señaló Zoppegni.

También explicó que el padre del bebé argumentó que "cuando ingresó a la habitación del pequeño, este se encontraba en el piso luego de haberse caído de la cama. El lugar donde solía dormir el bebé tenía una pared de un lado y almohadones del otro para evitar alguna caída, pero ese día no estaba el respaldo".

Troncoso escuchó las pruebas que puso sobre la mesa el fiscal. Este expuso evidencia de los golpes que le provocaron las graves lesiones al bebé y que concluyeron en su estado crítico de salud. Además brindó detalles sobre la histórica clínica de Mateo. "Cuando tenía tres meses de vida pasó por un episodio en el cual sufrió golpes, y todo estaría vinculado también a malos tratos", indicó el fiscal.

Pero dejó en claro que aún se pueden sumar datos que podrían comprometer al acusado. "En las próximas horas voy a llamar a familiares del padre para tomarles declaración", aseguró y añadió que también incorporará a la causa los testimonios de los médicos que atendieron al bebé y de la mamá, una menor de 16 años que permanece detenida en Santa Fe.

Comentarios