Edición Impresa
Sábado 02 de Julio de 2011

Se pueden hacer las cosas bien

(*) Profesor de escuelas técnicas

La mayoría de los alumnos elige a la escuela técnica porque tiene expectativas de una buena inserción laboral futura. Mientras en los inicios de la década de 1950 la consigna era formar "Un millón de técnicos", en las últimas décadas hasta el 2003 la consigna fue debilitar y hacer desaparecer la escuela técnica, plasmado con a ley federal de educación.

El golpe de timón nacional de estos últimos años hizo que en el 2005 tuviéramos la ley de educación técnico profesional, y desde Nación ya están vigentes las tecnicaturas suprimidas por la ley federal, como técnico mecánico, químico, electromecánico, electricista, aire acondicionado y refrigeración. Sin embargo, aún no existen en Santa Fe. Nuestra provincia conserva los planes de estudio de la ley federal. Y sin esos planes de estudio, no les estamos dando a nuestros jóvenes la mejor formación, aunque las escuelas y los docentes se esfuerzan por compensar aquellas carencias, lo que se plasma en un reconocimiento importante de los alumnos, que en su enorme mayoría volvería elegir a la escuela técnica.

Pero no podemos olvidar que la expectativa es que al salir en el trabajo se le reconozca su formación profesional. Lo que es muy difícil de lograr con los programas de la ley federal.

Santa Fe debe revertir su actual dejadez, y el gobierno que gane no caer en la soberbia. Por el contrario, debe convocar a las escuelas y docentes en la elaboración concreta de los planes de estudio que hoy se necesitan. No consultas formales, sino incorporar sus ideas, aportes, experiencia, que son muchas. Lamentablemente el tiempo que se pierde no se recupera, ni lo recuperan los alumnos y alumnas que pasan, ni se recuperan experiencias invalorables de docentes que no alcanzarán a ver de nuevo aquella escuela que fue su sueño con sus talleres en plenitud y el rigor del estudio, como su columna vertebral.

Año a año la conclusión es "otro año perdido" y cada cuatro años "otra gestión que pasa sin hacer lo que debe". Pero las escuelas siempre están y cumplen, sólo esperan ser convocadas en serio.

Comentarios