la_region
Sábado 23 de Julio de 2016

Se puede tomar de las canillas, tranquilizan desde Aguas

El vocero de Aguas Santafesinas (Assa), Guillermo Lanfranco, llevó tranquilidad a los usuarios del servicio. Explicó que "hace 11 años hacemos estudios e incorporamos a nuestros protocolos la detección de estos elementos como glifosato y sus derivados fosforados", y destacó que "nosotros no hemos detectado rastros en procesos nuestros de potabilización ni en la red".

El vocero de Aguas Santafesinas (Assa), Guillermo Lanfranco, llevó tranquilidad a los usuarios del servicio. Explicó que "hace 11 años hacemos estudios e incorporamos a nuestros protocolos la detección de estos elementos como glifosato y sus derivados fosforados", y destacó que "nosotros no hemos detectado rastros en procesos nuestros de potabilización ni en la red".

Los investigadores del Conicet destacan que las concentraciones halladas de glifosato se daban en el lecho de los arroyos afluentes y del propio Paraná, pero "las plantas superficiales de Assa toman agua del Paraná entre 1 y 3 metros de la superficie del agua", recordó.

Desde la empresa se indicó que "venimos trabajando como rutina de análisis de las aguas nuestras en todas las plantas que tenemos: Reconquista. Santa Fe, Monje, Granadero Baigorria y Rosario, y también hacemos estudios sobre los 350 pozos que operamos".

También el vocero recordó que "hablaban de contaminación en el arroyo Saladillo, pero nuestra toma de agua está varios kilómetros río arriba, por lo que esto no nos preocupa ni genera alarma, pero sí seguiremos con la prevención de hacer los análisis de todos los parámetros del agua, tanto biológicos como minerales". Y remató: "Hace 130 años que los rosarinos tomamos agua de la canilla, y lo podemos seguir haciendo".

Por su parte, el subsecretario de Gestión Ambiental de Santa Fe, Edgardo Seguro, afirmó que se contactará con los investigadores del Conicet para obtener "precisiones" sobre las muestras estudiadas.

El funcionario aclaró que a pesar de no haber leído el estudio "entiende que sólo estaría afectado en el distrito el arroyo Saladillo", y afirmó que "desde 2008 se monitorean distintos afluentes del Paraná".

"Los valores (detectados) no son alarmantes, se trata de un mal uso agrícola", dijo. Seguro señaló que el uso de glifosato se relaciona con la matriz productiva del monocultivo y comentó que en la provincia se creó un comité interministerial para hacer un seguimiento del tema.

Comentarios